Ana Obregón, ¡multazo seguro!

Anita dejó el coche aparcado en la zona de minusválidos. Llevaba una muleta para ir a rehabilitación, pero la bromita podría costarle 200 euros de multa.

De incógnito y por la puerta de atrás. Así acudió Ana Obregón a rehabilitación en su gimnasio Zagros de La Moraleja, por una rotura de ligamentos del pie que sufrió tras tropezar en un agujero de la calle sin señalizar. Y llegó como una reinona.
Aunque el parking estaba vacío, ella eligió estacionar en la zona para minusválidos ¡ocupando dos plazas! Y eso que llevaba chófer… que la podía haber dejado en la misma puerta. Pero ella es así, si no es la protagonista no descansa. Lo malo es que igual no se percató de la cámara que había en la zona... Y la chulería podría costarle 200 euritos. “Estoy pachuchilla, lo llevo bien, pero estoy un poco harta”, comentó la actriz, que está de baja. Por este motivo han tenido que cancelar durante un mes la función de 'Sofocos'. Sofoco el que te vas a llevar cuando te llegue la multa, reina…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad