Kim Kardashian se come la placenta tras dar a luz

La popular 'socialité' estadounidense daba a luz a su segundo hijo junto al rapero Kanye West el pasado 5 de diciembre. Ahora ha decidido comerse su placenta tal y como lo ha contado en las redes sociales.

Tras dar a luz a su segundo hijo, a quen ha decidido llamar Saint West -la primera se llama North West- Kim Kardashian sigue dando titulares, y es que la famosa de moda en Estados Unidos siempre está en boca de todos.

Kim, a la que hemos oído decir que odia estar embarazada y que recientemente afirmaba que durante este embarazo ha engordado nada más y nada menos que 27 kilos, ha decidido comerse su propia placenta, la mebrana que recubría a su hija en el útero. La americana ha sometido a su placenta a un proceso de liofilización y la ha almacenado en cápsulas que toma a diario acompañada de un gran vaso de agua.

El objetivo que busca es evitar la temida depresión post parto: "Cada vez que tomo una pastilla siento una inyección de energía y me siento saludable y bien", ha afirmado ella misma. "¡Se lo recomiendo a cualquiera que esté considerándolo!", ha contado Kim en su App, a la que hay que suscribirse bajo pago.

La celebrity ya hizo lo propio tras su primer embarazo, como ella misma contó y mostró en Instagram.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad