El hijo de José Ortega Cano recae en sus adicciones

José Fernando Ortega ha regresado a su mala vida tras casi dos años de tratamiento en una clínica de desintoxicación. El hijo de José Ortega Cano y la fallecida Rocío Jurado abandonó hace un mes el centro donde se recuperaba para volver a juntarse con malas compañías y llevar una vida de lo más cuestionable.

José Fernando, hijo de Ortega Cano, ha sufrido una recaída y lleva más de un mes fuera del centro de desintoxicación Betania (Albacete), según ha informado ‘’El Programa de Ana Rosa’’. El joven decidió no volver al centro tras un permiso de fin de semana, pues se marchó a Castilblanco (Sevilla) junto a sus amigos, los mismos que le llevaron a entrar en la cárcel, y decidió no volver más a Albacete. Al parecer, el grupo tiene atemorizados a los vecinos, ya que su comportamiento está totalmente fuera de lugar e incluso se sabe que han cometido algún hurto.

El hijo adoptivo de la ya fallecida Rocío Jurado ha sido visto con un aspecto muy abandonado y tiene distintas marcas de peleas en la cara y en el cuerpo. José Fernando ha sido visto sacando grandes cantidades de dinero en los cajeros automáticos de la zona, e incluso espera impaciente a que pasen las 12 de la noche para poder sacar más dinero. ¿En qué lo estará gastando?

La familia de José Fernando está tan sorprendida como desilusionada, así lo apunta la periodista Sandra Aladro: "Se llevaron un shock hace unas cuatro semanas. Estaban convencidos de que ya salía. Llevaba casi dos años de tratamiento y estaba a punto de pasar a una fase en la que hubiera pasado más tiempo en casa". A José Fernando le quedaba poco tiempo para recuperarse, pero ha preferido echar todo por la borda. De hecho, José Ortega Cano, que ya se ha pronunciado, ha dicho lo siguiente: "Él no quiere recuperarse, él quiere esa vida".

La hermana de José Fernando, Gloria Camila, está muy afectada por la decisión de su hermano, ya que ella siempre le ha apoyado para salir de ese entorno y de ese mundo que tanto daño le está haciendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad