Los Beckham en el abismo de la separación

La Posh no piensa moverse de Los Ángeles. Mientras, el futbolista parece dispuesto a prorrogar su contrato con el Milan.

Victoria fue capaz de superar que David se la pegase con Rebecca Loos. Sin embargo, la ex Spice parece dispuesta a cargarse su matrimonio con tal de no moverse de Hollywood. Beckham, encantado con su traspaso al AC Milan, no quiere volver a Los Ángeles Galaxy. Tendría que regresar al equipo en marzo, pero el inglés ya se muestra muy ambiguo cuando los italianos le preguntan por su vuelta a California: “Ya veremos.” La Posh, que se huele el pastel, ya le ha dicho a su marido que no piensa cambiar a sus tres niños de colegio (¡menuda excusa!) y que Milán no le gusta porque “es una ciudad muy contaminada”. ¿Desde cuándo la Posh se preocupa por los niveles de CO2? ¿No será que no quiere despegarse de los Cruise?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Matrimonio muy rentable
Al parecer, el que está histérico es el padre de Victoria, encargado desde hace años de manejar los contratos millonarios del matrimonio. Su unión es tan rentable –su fortuna asciende a 140 millones de euros– que Tony Adams está intentando calmar a la pareja. También está inquieto Tim Leiweke, directivo de Los Ángeles Galaxy, ante la posibilidad de que su estrella decida dejarles tirados. “David me dijo que le gustaba estar aquí. Beckham quiere tener un mejor equipo y nosotros se lo vamos a dar. No tiene ningún interés en irse”, contó a la Prensa de Estados Unidos. Lo de David y Victoria tiene pinta de acabar como La guerra de los Rose. Al tiempo…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad