Recupera la energía

Llega la tendencia 'food mood'. Los frutos secos, el café o la quinoa te ayudan a recargar baterías. ¡Actívate!

Dormir las horas que necesitas, una buena alimentación equilibrada y practicar un poco de ejercicio es una receta básica y sencilla que te ayudará a recargar baterías. Una dieta energizante, con los nutrientes adecuados, está en la línea de la nueva tendencia conocida como 'food mood', alimentos para equilibrar el ánimo y activarnos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Frutos secos. Aportan grasas saludables, proteínas vegetales y fibra. Los azúcares se combinan con las grasas, la fibra y la proteína para aportar energía.

Café. Según estudios, el café disminuye el riesgo de depresión y estimula la liberación de dopamina, un neurotransmisor asociado al ánimo y al optimismo.

Quinoa. No es un cereal. Es un grano que posee los aminoácidos esenciales. Contiene magnesio, fósforo y manganeso, hidratos de carbono y fibra, que nos aseguran mantener un alto nivel de energía a lo largo del día.

Pescado azul. Riquísima fuente de ácido omega 3 de cadena larga. Incluye en tu dieta el atún, el salmón, las sardinas y los boquerones.

Lácteos. Aportan un aminoácido, el triptófano, precursor de la serotonina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hacer deporte también te ayuda a recargar energía. Camina, corre y relájate. Múltiples estudios confirman que el ejercicio físico es una manera muy saludable de recargar nuestras baterías. Además, durante la práctica deportiva liberamos endorfinas, la llamada hormona de la felicidad, y nos sentimos felices gracias al esfuerzo físico realizado. Disciplinas como el Yoga o Pilates también nos ayudan a relajarnos, respirar mejor y lograr un sueño más reparador.

Tomar el sol unos 10 minutos al día contribuye a recargar las pilas, nos ayuda a relajarnos y tiene efectos antidepresivos, ya que favorece la liberación de serotonina. Además, es fuente de vitamina D, esencial para la salud de los huesos y la absorción de calcio y fósforo. También fortalece el sistema inmune.

Por último, existe una conexión entre los sentimientos positivos y la energía vital. La angustia, ansiedad, estrés, la situación de conflicto y las emociones negativas consumen energías. Piensa en positivo, ama y trata de estar en contacto con la Naturaleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad