Mischa Barton estrella una furgoneta contra un edificio

La actriz ha estrellado una furgoneta de mudanzas semanas después de ser hospitalizada en la unidad de psiquiatría para someterse a una evaluación mental.

Después de sus problemas psiquiátricos, ahora Mischa Barton ha vuelto a protagonizar otro complicado episodio. La joven actriz ha estrellado una furgoneta de mudanzas contra un edificio, según la web TMZ. Al hacer el traslado de sus enseres a su nueva casa, Mischa no calculó bien a la hora de aparcar el vehículo y lo dejó empotrado en un arco de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La intérprete no sale de un problema cuando se ve metido en otro. Hace unas semanas, fue ingresada voluntariamente en el área de psiquiatría de un centro hospitalario debido a su extraño comportamiento. Al parecer, la joven de 31 años, fue vista semidesnuda, con una camisa blanca y una corbata, sobre la valla del patio trasero de su casa de West Hollywood (California) repitiendo una serie de incongruencias como que su madre era bruja.

La policía, el personal sanitario y bomberos llegaron hasta su domicilio alertados por los vecinos de la actriz y fue trasladada al centro hospitalario, donde se sometió a una evaluación mental. Tras dos días ingresada, Mischa Barton recibió el alta hospitalaria e hizo sus primeras declaraciones para la revista 'People'. La joven aseguró que bebió bastante, pero que al pasar las horas cada vez se iba sintiendo más extraña. Y es que, tal y como han podido comprobar tras realizar las pruebas pertinentes, a Misha Burton le drogaron con GHB, más conocida como la droga de las violaciones. Una droga que antes se utilizaba como anestesia, pero que ahora es un arma más para aquellos que se dedican a abusar sexualmente de las mujeres anulando sus sentidos.

La actriz de 'OC' quiere que esto sirva de lección a las mujeres."Esta es una lección para todas las mujeres jóvenes que hay por ahí, tienen que ser conscientes de su entorno". La joven, de 31 años, también quiso agradecer al personal sanitario por el trato recibido y por haber esclarecido las causas de su extraño comportamiento.

Esta no es la primera ocasión en que ha estado ingresada por sus problemas psiquiátricos, con los que lleva luchando desde 2007. Concretamente, en 2009 fue hospitalizada en el Cedars Sinai. Sus problemas mentales y de adicción han marcado su vida desde hace una década, aunque parecía que Mischa se había recuperado al verla realmente bien durante su participación en el concurso 'Dancing with the stars'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La mala relación con su madre es algo que durante muchos años también ha marcado su vida, y es que hace tan solo dos años Mischa presentó ante el tribunal de Los Ángeles una demanda contra ella, a quien acusaba de haberle robado dinero durante el periodo de tiempo en que fue su representante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad