Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Jordi Martín relata cómo fue su aparatoso accidente de coche

El colaborador de 'Cazamariposas' se recupera de las heridas después de que chocara su coche contra una mediana tras quedarse dormido al volante.

Divinity

El paparazzi Jordi Martín ha sufrido un grave accidente que casi le cuesta la vida. El pasado sábado, 19 de mayo, el catalán regresaba a casa después de asistir al cumpleaños de su compañero de ‘Cazamariposas’, el presentador Nando Escribano, cuando chocó su coche contra una mediana tras quedarse dormido al volante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pese a lo aparatoso del accidente, el colaborador del programa de Divinity no ha tenido que lamentar males mayores y ha quedado todo en un susto. "Estoy mal, con tres fracturas en las costillas. Aparentemente se me ve sin ninguna herida abierta, pero tengo unos dolores tremendos", declaraba en su programa.

Divinity

"Esa noche fuimos al cumpleaños de nuestro compañero Nando Escribano y sobre las 3:30 de la mañana cogí el coche y me fui porque estaba muy cansado. No podía más y pensé en la próxima área de servicio paro, no puedo seguir y el accidente fue a 300 metros del área de servicio. Fue un primer impacto contra la mediana derecha, ahí reacciono y seguidamente salgo disparado dando tres vueltas de campana cruzando la autopista e impacto contra un poste", continuó diciendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Los mossos me dijeron que, si ese impacto no da en la parte de atrás y da en la delantera, donde estaba yo, ahora mismo no estaría aquí explicando esto. Por un metro estoy vivo, de milagro vamos". Tras el accidente, Martín pudo salir del coche por su propio pie para ser posteriormente trasladado a un hospital, donde llegó a pensarlo realmente mal. “Pensé, estoy reventado por dentro. Pensaba en mis sobrinas, mi familia, mis amigos... en muchas cosas", recordó.

Jordi quiso también lanzar un mensaje a los espectadores y aconsejó que siempre que alguien esté cansado debería parar donde sea para evitar males mayores. En tono jocoso y para quitar un poco hierro al asunto, Jordi ‘echó las culpas’ de todo a su compañera Rebeca. "Rebeca tiene la culpa. Estábamos en una discoteca, Rebeca me dijo que venía a la discoteca y me engañó, no vino. Salgo fuera de la discoteca, la llamé y me dijo que estaba en casa y le dije que la iba a buscar. Me dijo que no. Si hubiera ido a buscarla me quedo a dormir en casa de Rebeca".

Divinity
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad