Yola Berrocal intenta colarse en el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero… y esto fue lo que pasó

La colaboradora televisiva está siempre al pie de la noticia en su nueva sección, y el último 'trolleo' se lo ha hecho a Pablo Iglesias ¡intentando meterse en su polémico chalet!

Yola Berrocal con cara de sorpresa en Supervivientes
Gtres

Las vueltas que ha dado el ya polémico chalet de Pablo Iglesias no han sido pocas. A pesar de haber dado todos los detalles de su casa, de cómo la ha comprado y hasta ponerse en manos de sus electores para que decidieran si por habérsela comprado debía seguir o no al frente del partido, la casa sigue en boca de todos los españoles aun con la que está cayendo en España. Y, como no podía ser de otra manera, el tema ha pasado de ser rabiosa actualidad a 'meme' nacional, por lo que ahora ha sido hasta el programa 'Cazamariposas' el que ha intentado ver el chalet del líder de Podemos ¡por dentro y en directo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿La encargada de tal aventura? Nada menos que Yola Berrocal. La ex concursante de 'Supervivientes 2017' (y la que hubiera sido justa ganadora para muchos, la verdad sea dicha) volvió con su sección 'Yola la exploradora', y vestida con un ajustadísimo mono negro de los SWAT (pero mucho más sexy), y dejando muy poquito a la imaginación un poco más abajo de la barbilla, se presentó en Galapagar ¡para intentar colarse!

Mediaset

Tras mucho buscar por la urbanización gracias a un GPS algo deslenguado, finalmente encontró el infame chalet, e incluso pudo oír que dentro del mismo estaban en obras... que pararon en cuanto escucharon el tono de voz de Yola.

Mediaset

Ella, que no se dio por vencida, trató de meter la 'alcachofa' por encima de los arbustos y de los portones de entrada... pero sin éxito, por lo que su plan B consistía en un "ligeramente" ilegal allanamiento de morada, tratando de saltar por la puerta principal. ¡Lo que nos quedaba por ver!

Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aún así, y a riesgo de que la policía se presentara en medio segundo para detenerla, decidió cejar en su empeño y volverse sin declaraciones de Pablo o Irene, que para su mala suerte no se encontraban en un chalet que, por cierto, aún no tiene timbre. ¿Será hacerse los locos cuando empiecen a llamar todos los que se congregaron por Facebook para organizar una barbacoa en su jardín?

Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad