Alaska, otra 'celeb' que podría dar el salto a la política

La diva de la movida madrileña fue la propuesta fallida del gobierno de Cristina Cifuentes.

image
Gtres

"A quién le importa lo que yo haga, a quién le importa lo que yo diga", canta Alaska como un grito a la libertad con el que, hasta ahora, estábamos de acuerdo. Y es que si hubiera aceptado el cargo que le propuso Cristina Cifuentes, 'a todos nos importaría, mucho, lo que ella hiciera, a todos nos importaría mucho lo ella dijera'. Recapitulemos... Con esto de que los famosos más televisivos den el salto a la política, estamos descubriendo muchos otros nombres que podrían haber sido, pero que no. Y ¡Olvido es una de ellas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El nombramiento de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deportes ha dado mucho de qué hablar, para bien y para mal, pero su entorno más cercano está muy orgulloso de él. Alaska y Mario, dos de sus amigos, hablaron sobre su nuevo puesto; "Antes de juzgar qué bien o qué mal, tendrá que hacer, y luego ya comentaremos", decía una racional Alaska durante el estreno de la nueva temporada de su 'reality'.

Pero además de hablar de sus aventuras y de su amigo Màxim, Mario Vaquerizo dio un bombazo que no ha dejado indiferente a nadie, y es que ¡ofrecieron a Alaska formar parte del gobierno madrileño!; "Yo admiro a la gente que está segura de sí misma y que quiere llegar a ser Ministra de Cultura. Fíjate que a Olvi se lo ofrecieron ¡y dijo que no!", contó.

Instagram
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero no fue más que un fallido intento de Cristina Cifuentes. Al parecer, quería contar con Alaska como Consejera de Cultura, Turismo y Deporte, pero ella no se sintió preparada para aceptar tan alto cargo; "Yo dije no porque no me siento capacitada mental ni emocionalmente, no sé si intelectualmente para ese puesto". Además, la diva de la movida madrileña tiene claro que "todo esto requiere estar oyendo cosas mientras tú tienes que quedarte parada…", y no siente que tenga la vocación necesaria; "Yo además no tengo vocación de servicio publico al ciudadano, tengo vocación de servicio público a mí y al mundo que me rodea".

Y, ¿qué criterio impones para que esté todo el mundo contento? Alaska se niega a comerse así la cabeza; "Si a mí me gusta un salón rosa, no puedo imponer a la gente un salón rosa.Estar en política es más complicado de lo que parece porque el que gobierna gobierna para todos, pero ¿según su criterio o según el de los demás? Yo, eso no lo quiero".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad