Màxim Huerta, elogiado por su sucesor en el cargo de ministro de Cultura

Tras presentar su dimisión, el periodista y escritor ha cedido el testigo de su cargo como ministro al titular entrante, el gestor cultural José Guirao.

image
Gtres

Tras su mediático nombramiento, que se convirtió en la comidilla de todos los medios, Màxim Huerta se convierte en el ministro más breve de toda la historia de la Democracia. El que fuera durante más de una década copresentador de ‘El programa de Ana Rosa’ dice adiós al cargo de ministro de Cultura y Deportes después de que se viera salpicado por el escándalo de haber defraudado al fisco 256.778 euros entre 2006 y 2008.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta misma mañana, el periodista y escritor acudió a la sede del ministerio de Cultura para hacer entrega de su cartera al titular entrante, José Guirao, conocido por su faceta como gestor cultural, demostrando su valía a lo largo de los años al frente de instituciones como el Museo Reina Sofía o La Casa Encendida de Madrid.

Gtres

En su discurso, el nuevo ministro dedicó unas bonitas palabras a su predecesor, señalando que “será todo un ejemplo para él”. Además, ante el inminente pistoletazo de salida del Mundial 2018, hizo mención a La Roja y explicó su pasión por todo tipo de deporte: "Ya me conocéis, creo que el deporte es una oportunidad fantástica para muchas cosas. Por un lado, está el deporte de competición de élite, pero luego también hay otro deporte, y perdonadme porque tampoco sé cuántas competencias tengo, que es el deporte que yo practico, el deporte para la salud, el de la gente que sale a correr...".

Minutos antes del traspaso de carteras, Guirao había jurado su cargo en el Palacio de la Zarzuela ante el Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, y la ministra de Justicia, Dolores Delgado, quien hizo las veces de notaria mayor del Reino.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tan solo una semana después de prometer el cargo, Màxim Huerta presentaba su dimisión como ministro. En su discurso de despedida, defendió su inocencia y aseguró que estaba siendo víctima de una “jauría humana”. "Me voy para no permitir que el ruido de esta jauría parta el proyecto de Sánchez, que ha ilusionado a tantas personas", explicó.

"Vivimos en una sociedad ahogada por el ruido, por la descalificación, donde las explicaciones no tienen cabida. No importa que no haya cometido fraude fiscal, importa el bombardeo contra mí. Lo que se busca es minar el proyecto de regeneración y transparencia del presidente Sánchez, y no voy a permitirlo, porque corren nuevos tiempos. Los inocentes prefieren irse antes de que cualquier sombra de sospecha les salpique", señaló contundente.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad