Heidi Klum y su chico se lo pasan pirata en Disneyland

La modelo alemana y su yogurín, el guitarrista de 'Tokio Hotel', Tom Kaulitz, disfrutaron de un divertido y amoroso día en el famoso parque de atracciones de Orlando

¡Cómo se lo pasa Heidi! La modelo, presentadora, empresaria, diseñadora de moda, productora de televisión y actriz alemana –atención Paquita Salas, ésta es la mujer 360º que buscas– se llevó a su nuevo novio, el guitarrista del grupo 'Tokio Hotel', al parque de atracciones Disney, en Orlando, Florida. Tom Kaulitz, que tan solo tienes 28 añitos, contagió su espíritu juvenil a la top que se lo pasó como una enana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agencias

La súper top, que se plantó una diadema de ‘orejitas’ muy monas, y Tom, que se puso otra con lunares, con las que estaba más ‘salao’ que todas las cosas, no se despegaron ni un minuto. Y es que parece que Heidi Klum es fan de la ratita Minnie Mouse porque ya la hemos visto más veces con las orejitas.

Agencias

Y es que desde que hicieron público su romance los tortolitos se dedican a comerse a besos y darse achuchones allá donde van, incluso si están haciendo cola en una atracción. Desde luego, 'love is in the air'.

Agencias

Heidi, naturalmente, también se llevó al parque a sus churumbeles: Leni, de 13 años, -hija de Flavio Briattore-, Henry, de 12, Johan, de 11 y Lou, de 8, fruto de la relación con su ex marido, el cantante Seal, con quien estuvo desde el año 2005 hasta 2014. La modelo casi nunca se separa de su peques.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agencias

Tom también se llevó a su hermano gemelo, Bill, el señorito que lleva la gorra de Pluto (imagen superior) y que fue el fundador del grupo 'Tokio Hotel'. Parece que el chico está muy integrado con los hijos de Heidi Klum.

Agencias

Después de montarse en los ‘tronquitos’ y varias atracciones más, el hambre apretó a Heidi que, ni corta ni perezosa, se zampó un bollo para reponer fuerzas, con sus grasas trans y todo. ¡Para que luego digan que las modelos no comen!

Agencias

Vamos, que disfrutaron de un día de relax y diversión, algo que necesita la alemana, reconvertida de top en estrella televisiva a tope: en 2006, fichó por Germany’s next top model y de ahí pasó a Project runway, del que es presentadora, juez y productora, y America’s got talent, en el que también ejerce de juez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad