Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Maradona pasa del éxtasis... ¡a pegarse una cabezadita!

El comportamiento del 'Pelusa' durante el partido que enfrentó a Argentina contra Nigeria en el Mundial 2018 es difícil de describir. Bailecitos, peinetas, momentos de éxtasis y otros de absoluto 'relax'... Pasen, vean y juzguen ustedes mismos.

Twitter

Nadie se puede echar las manos a la cabeza al escuchar decir que Diego Armando Maradona no es ni la sombra de lo que un día fue. Sería tarea casi imposible recopilar los momentos vergonzosos protagonizados por el astro del balón argentino en los últimos años, pero lo de ayer en el palco del estadio de San Petersburgo durante el Nigeria-Argentina no tiene nombre. Completamente eufórico y fuera de sí, ‘El Pelusa’ se dedicó durante todo el partido a protagonizar una serie de salidas de tono que le han puesto de nuevo en el ojo del huracán, convirtiéndose en la comidilla de todos los medios de comunicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Twitter

Vale que el partido fuera decisivo y que, con la victoria ante Nigeria, Argentina conseguiría el ansiado pase a octavos de final. Vale que el encuentro fuera algo cardíaco y que la afición suela tender al exceso en partidos tan decisivos (y en pachangas con equipos de tercera…). Pero el vergonzoso espectáculo de Maradona sobrepasó los límites de lo medianamente entendible para abrazar sin pudor el esperpento y la parodia. Nada más hacer acto de presencia en el palco, el exfutbolista se arrancó a bailar cual pato mareado con una aficionada nigeriana, siendo esto tan solo el preámbulo de lo que vendría después…

En el minuto 14, decir que Maradona entró en trance cuando Leo Messi anotó el primer gol para la selección argentina es quedarse corto. ‘El Pelusa’ festejó el tanto con los brazos extendidos y clamando al cielo, llegando incluso a poner los ojos en blanco en señal de éxtasis. Tal fue su emoción, que mientras él seguía con su performance a lo Kate Winslet en el ‘Titanic’, sus guardaespaldas tuvieron que sujetarlo con fuerza para evitar que sucumbiera a la tentación de lanzarse al vacío. ¡Menudo circo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Twitter

Y así con todo lo que vino después. Maradona desplegó banderas con su cara, dedicó peinetas a la afición contraria tras el tanto agónico de Marcos Rojo y acabó quedándose dormido. Sí, dormido. Como era de esperar, la actitud del argentino se convirtió en carne de cañón en Twitter y dio lugar a un buen número de ingeniosos memes. “¿Maradona estaba celebrando o transformándose en Munra?”, “Maradona se elevó 6 cms del piso durante su trance” o “Pues Maradona vivió todos los tipos distintos de sentimientos en tan solo 2 segundos”, fueron algunos de los ingeniosos comentarios de los internautas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Twitter

Como colofón, tras finalizar el partido, tuvo que ser ayudado por dos de sus acompañantes a poder subir las escaleras del palco sin caer vencido. Según el diario Olé, su preocupante estado se debía a una subida de tensión causada por los medicamentos que se tomó en el descanso por un fuerte dolor en la nuca. Aunque se llegó a afirmar que tuvo que ser hospitalizado tras el encuentro, el entorno del jugador niega que esto fuera así y explica que fue trasladado directamente a su hotel de Moscú, donde se recupera de toda la emoción vivida.

Twitter
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Quiero contarles que estoy bien, que no estoy ni estuve internado. En el entretiempo del partido con Nigeria me dolía mucho la nuca y sufrí una descompensación. Me revisó un médico y me recomendó que me fuera a casa antes del segundo tiempo, pero yo quise quedarme porque nos estábamos jugando todo. ¿Cómo me iba a ir? Les mando un beso a todos, perdón por el susto y gracias por el aguante, ¡hay Diego para rato!”, ha aclarado Maradona en su cuenta de Instagram.

Twitter
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad