David DeMaría: "Tenemos un pacto de no agresión"

El cantante, que ha participado en la aventura Land Rover Discovery Challenge, habla de su separación matrimonial de Lola Escobedo y asegura que, poco a poco, va recuperando la sonrisa. Aunque no ha sido nada fácil porque él la quiso hasta el final.

image
Fotos: Land Rover

Su vida ha cambiado radicalmente, como él mismo confiesa. Nunca pensó que su matrimonio con Lola Escobedo pudiera romperse. Ahora David DeMaría solo quiere que las aguas se calmen, especialmente por el bien de su pequeño de dos años, Leo.

El cantante, de 42 años, fue uno de los participantes en la novena edición de la Land Rover Discovery Challenge, que este año se celebró en Marruecos y que no se le dio nada mal al gaditano pues consiguió el segundo puesto para la Fundación Nuevo Futuro. ¡Enhorabuena!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué te ha parecido esta experiencia?

Un regalo del destino. Me ha venido muy bien conocer a gente nueva y estar en contacto con la naturaleza. Me he sentido como un niño en un fin de curso... ¡A los 42 años!

¿Eres aventurero?

Siempre, desde pequeño, cuando me perdí con solo dos añitos en la sierra de Cádiz cuando iba con mis padres en bicicleta.

¿A qué le tienes miedo?

Me da más vértigo el futuro que el pasado. Temo al devenir, en la situación que me encuentro. Tengo miedo al dolor. Pero no a la soledad, porque yo ya he encontrado al amor de mi vida, que es mi hijo.

¿Estás pasando el peor momento de tu vida?

Sí, porque yo me he criado en una estructura familiar con un núcleo muy tradicional. He tardado mucho en tomar la decisión de casarme, de ser papá. Siento que mi matrimonio ha sido como una yincana: en cinco años me he enamorado, nos hemos casado, hemos tenido un hijo.

¿Sigues confiando en el amor?

Siempre. El amor es el motivo por el que hemos nacido. Y en el amor de una mujer claro que sí, aunque haya fracasado en mi vida matrimonial. A mí, Lola me ha dado el tesoro más bonito de mi vida, que es mi hijo. Otra cosa es que nos hayamos vuelto incompatibles en nuestra forma de vivir.

¿Te arrepientes de las declaraciones que has hecho y que han tenido respuesta de la otra parte?

Tenemos firmado un pacto de no agresión. Por eso, ha hablado el padre. No me interesa ninguna guerra. No me lo esperaba. Duele, pero creo que mi hijo tiene la suerte de tener dos grandes familias. Lo que me duele es que dos familias que han sido tan piña se haya distorsionado.

"¿Enamoradizo? Como el Ibuprofeno, cada ocho horas".
Fotos: Land Rover
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Tu madre qué te dice?

Que hay que tirar para adelante. Que piense en mí y en mi hijo.

¿En qué te has refugiado?

En el escenario, en mi música, en mi gira, en mis disco '20 años', en mis amigos y, por supuesto, en mi hijo. Cuando me toca estar con él es el día más feliz de la semana.

¿Crees en las segundas oportunidades?

Creo que con Lola es complicado. Yo he estado hasta el final enamorado, hasta hace un mes que ha explotado todo.

¿Estás abierto a que te pasen cosas?

Es muy pronto. Con 42 años yo lo he vivido todo en la vida, me puedo morir tranquilo cuando quiera.

¿Has sido muy mujeriego?

Un artista, haciendo canciones pop, giras por España y América... ¿Cómo no voy a ser mujeriego? Hasta que conocí a Lola, que encima controlaba mi carrera y me ordenó. Me centró muchísimo. Trabajaba en la oficina con mi mánager y, desde el primer momento que nos vimos, ya hubo algo y, al año, es cuando empezamos a salir.

¿Eres enamoradizo?

Como el Ibuprofeno, cada ocho horas. Pero ahora menos ya.

¿Esta situación personal crees que va a repercutir en tu carrera?

Desgraciadamente, cuanto peor estás tú, más se transmite en el escenario. El inicio de gira ha sido espectacular. El otro día en el Teatro Cervantes (Málaga) hubo un momento en el que vi a todo el patio de butacas llorando. El escenario me salva.

¿Temes descentrarte?

Mi hijo, de dos años y medio, es el apoyo total para no hacerlo. Si esto te pilla con 30 años te vas al carajo seguro, pero, esta década de más, te ayuda a no perder los estribos. Yo ya he pasado por eso en etapas anteriores, no necesito otra motivación en la vida que no sea la creatividad. Yo ya viví las épocas de querer disfrutarlo todo, pero ahora el único placer más grande además de mi hijo es sentirme bien con mi guitarra y en paz conmigo mismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
"No se puede jugar a ver qué pasa cuando el otro está enamorado... Ella sabía que seguía enamorado".
Fotos: Land Rover

¿Sigues enamorado de tu exmujer?

Es la madre de mi hijo. Ahora estoy en el resacón de todo lo vivido. Yo creo que cuando una persona toma una decisión debe ser tajante. Ya estamos a punto de firmar el divorcio y, gracias a Dios, se va a acabar la pesadilla. No se puede jugar a ver qué pasa cuando sabes que hay una persona enfrente que está enamorado de ti, porque ella sabía que yo he seguido enamorado de ella hasta el final. Yo no hubiera actuado así. Yo llevaba más de un año durmiendo en el sofá...

¿Se compone mejor en el desamor?

Desgraciadamente, sí. Del dolor es de donde salen las mejores frases.

¿Crees posible una amistad con tu ex?

Tenemos que tener entendimiento a la fuerza por el niño. Yo jamás le voy a desear nada malo a la madre de mi hijo y a la primera mujer con la que quise ser padre de todas las parejas que he tenido. Con ella me he encontrado porque, además de enamorarme, cuidaba de mi carrera. Yo soy un tío romántico, pasional y no quiero entablar ninguna guerra.

Hay fans que quieren que volváis Chenoa y tú...

Somos muy amigos, pero Laura está muy contenta y tiene su vida.

Cinco años de amor y...

Fotos: Land Rover
Publicidad - Sigue leyendo debajo

David cuenta que el hecho de que Lola Escobedo se cruzara en su vida fue un auténtico regalo. Se conocieron en 2013 y un año más tarde se casaron. Los dos trabajaban juntos y la llegada de Leo en 2015 parecía afianzar la relación. Ahora todo se ha acabado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad