Diego Matamoros explica por qué Laura Matamoros va a ser la madrina de su boda

El mediático hijo de Kiko Matamoros, Diego Matamoros, acudió a un desfile de Custo Barcelona a pocos días de que pase por el altar junto a su prometida, Estela Grande.

image
Gtres

Diego Matamoros se pasa el día de evento en evento, y como chico estiloso que es, no quiso perderse las propuestas primavera/verano 2019 que Custo Barcelona presentó en la MBFWM. El hijo de Kiko Matamoros acudió al desfile acompañado de su novia e inminente esposa, Estela Grande. Y es que tan solo quedan cuatro días para que el joven pase por el altar y dé el ‘Sí, quiero’ a su prometida. Unos días previos cargados de nervios y en los que todavía les queda por ultimar algunos detalles del enlace que se celebrará en Guadarrama, más en concreto en la finca Prados Moros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Asegurando estar muy nervioso, Diego habló sobre su reciente y agitada despedida de soltero. “Acabo de aterrizar de la despedida de soltero en Ibiza, necesitaba unos días de desconexión... Mucha fiesta y mucho disfrute. Dormí poco. Tengo ganas de que llegue el viernes, quedan tan solo cuatro días. Queda por perfilar un par de cositas”, afirmó.

El mayor misterio que sobrevuela el enlace es si asistirá su padre. Aunque el colaborador de Telecinco aseguró que no iba a ir, Diego todavía no pierde la esperanza de que se arrepienta y aparezca por allí de sorpresa: “No sé si va a venir. La respuesta que tengo es que no. Le di la oportunidad de que se lo pensase hasta el día 13. Si apareciera sería una sorpresa. Es mi padre y debería estar ahí, pero la decisión es suya”.

Gtres

Y es que el hijo de Matamoros piensa que la presencia de su padre en su boda sería una oportunidad de oro para apaciguar los ánimos y mejorar la tirante relación que mantienen. “Si no viene, sería seguir en la misma línea que hasta ahora, y si viene, sería mejorar. Eso solo lo sabe él si va a querer venir”. Tras el enlace, Diego y Estela se irán de luna de miel a la Polinesia, pero piensan que hasta agosto no se podrán ir de viaje porque quieren asistir antes a otras bodas de amigos íntimos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sobre la elección de su hermana Laura como madrina de su boda, Diego quiso dejar claro que esta decisión no ha sentado mal a su madre, Marian Flores. “Era el mejor broche a la reconciliación con Laura. Es la hermana que más quiero, y con la que mejor me siento y más afín soy. La que mejor me podía acompañar era ella… Mi madre está encantada de que sea Laura. Por eso no hay ningún problema. Ella estará igualmente en la boda y disfrutando de todo”, señaló.

Además, el joven habló sobre su sobrino Matías, el hijo recién nacido de Laura Matamoros. “Está mucho más grande. Laura dice que se parece a mí”, apuntó. Precisamente, momentos antes de comenzar el desfile apareció Laura y se sentó a su lado, dando buena muestra de que su relación vuelve a ser tan buena como antes. Eso sí, a pesar de haber apenas unos centímetros entre la ganadora de ‘GH VIP’ y la novia de Diego, no se saludaron, demostrando que la relación entre ambas está algo fría a escasos días de la esperada boda.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad