Oriana Marzoli, 'loquita' por Alonso Caparrós

La reina de los realities, Oriana Marzoli, sigue protagonizando grandes momentos a su paso por 'Ven a cenar conmigo: Summer Edition'. En la última cena, además de alabar a Trump y pegarle un sonoro 'zasca' a Carmen Alcayde, se dedicó a tirarle los trastos al anfitrión, Alonso Caparrós.

Oriana Marzoli le tira los trastos a Alonso Caparrós en 'Ven a cenar conmigo: Summer Edition'.
Cuatro

La ‘Summer Edition’ de ‘Ven a cenar conmigo’ está dejando grandes momentazos para el recuerdo. Y es que en qué cabeza cabe sentar en una misma mesa a personajes tan dispares y explosivos como Oriana Marzoli, Alonso Caparrós, Mónica Hoyos, Rafael Amargo y Carmen Alcayde… En pleno ecuador de la semana y cuando el buen rollo ha dejado paso a un cruce continuo de ‘zascas’ y pullitas, le tocó el turno de hacer de anfitrión a Alonso Caparrós. Pese a la poca fe que tenían sus invitados acerca de sus cualidades culinarias, llegando a afirmar Alcayde que "si llegan los platos a la mesa será un milagro de Dios", el presentador sorprendió a propios y a extraños con su menú compuesto de salmonete hortelano, pulpo ambulante y ‘paraíso perdido’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Los invitados VIP fueron acudiendo a la cita, alegrándose Caparrós de que Amargo fuera el primero en llegar para poder tener un momento de descanso a solas con él antes de que llegara la “jauría”. De hecho, cuando llegó la que fuera presentadora de ‘Aquí hay tomate’ estaba tan sobrepasado que le dio con la puerta en las narices. "¡Hola Carmen! ¡Hasta luego Carmen!”, fue el saludo y la despedida que, a modo de ‘broma’, el presentador le dedicó a su invitada nada más abrirle (y antes de cerrarle la puerta).

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de que llegara Mónica Hoyos y mientras los comensales se zampaban el aperitivo, llegó el primer ‘zasca’ de Oriana dirigido a Carmen. Y es que la presentadora y la ex de Carlos Lozano chocan bastante, señalando la valenciana que a lo mejor era ‘too much’ para el resto. “A lo mejor es que nos multiplicamos, es como si hubiera dos Orianas o dos Rafas”, comentó Alcayde. Unas palabras que no sentaron nada bien a Marzoli: “Oye guapa, que yo no piso a nadie ni quiero llamar siempre la atención”. La pobre Carmen no deja de recibir varapalos…

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras que el anfitrión ultimaba los preparativos de sus platos en la cocina (y le daba de comer a su perro directamente de su boca), Hoyos propuso hablar de política en la mesa, algo que ya se sabe es recomendable evitar si se quiere tener la fiesta en paz… Las celebrities se pusieron a repartirse cargos en un hipotético Gobierno, y aunque Oriana dejó claro que no le gusta nada la política, se dispuso a alabar al presidente de los Estados Unidos. “Me gusta Trump por su mujer, es tan ideal…”, explicó.

Cuatro

Marzoli se vino arriba cuando se fue a fisgonear, en compañía de Carmen y Mónica, el dormitorio de Caparrós. Al ver las fotografías de juventud del presentador, se quedó prendada de su belleza y dejó constancia que no entendía cómo Mónica podía haberle rechazado cuando Alonso intentó ligar con ella. “Le llego a pillar yo con esa edad y no lo dejo tranquilo, yo no huyo como Mónica, yo me dejo”, apuntó la experta en realities que. ni corta ni perezosa, le tiró los trastos delante de su cara: “Te veo con esa edad y me tiro encima tuyo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Las confesiones se fueron sucediendo, llegando incluso Caparrós a confesar que le gustaría fundar su propia religión para salvar su alma, el ‘taoalonsismo’. En medio de tanta trascendencia, Amargo comenzó a sentirse indispuesto y pidió retirarse para poner los pies en alto, porque según él, los tenía hinchados. Tan a gustito estaba en el sofá que se quedó dormido mientras los demás jugaban a ‘Furor’.

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad