Oriana Marzoli hace un repaso por sus broncas más sonadas

La estrella de la pequeña pantalla ha utilizado su canal en Mtmad para defenderse de las críticas y explicar que, aunque tiene la mecha muy corta y enseguida salta, no es tan mala como la pintan. “Si fuera una chica tan insoportable, no tendría tantos novios ni estarían todos babeando por mí”, reflexiona la joven.

Oriana Marzoli explica el origen de su mal carácter.
Mtmad

Oriana Marzoli tiene la mecha muy cortita. Desde que saltara a la fama, la experta en realities ha protagonizado un sinfín de broncas, convirtiéndose en uno de los rostros más polémicos de la pequeña pantalla. Y como no hay nada mejor que reconocer tus errores, la propia Oriana ha lanzado en su canal de Mtmad un par de vídeos en el que habla de su mal carácter, llegando a decir que al final acaba criticando por la espalda porque, de decir las cosas a la cara, iría por la vida hundiendo en la miseria a la gente. ¡Menudo acto de generosidad sin límites!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mtmad

“Cuando discuto en un reality, porque yo pelearme con puñetazos y esas cosas no sé hacerlo, parece siempre que es por mi culpa, pero nunca es por mi culpa”, se defiende la joven, reconociendo que, si le pinchan, se enciende rapidito. ¿El motivo? “Tengo la mecha muy corta y no aguanto nada”. Autodefiniéndose como una chica con poca paciencia, nada pacífica y completamente estresada de la vida, defiende la veracidad de sus airadas reacciones televisivas. “Mis reacciones son reales, pero siempre hay una provocación previa. No estoy loca ni tengo problemas de mente”.

“Sí, critico por las espaldas porque si estuviera diciendo a la cara lo que pienso, hundiría a la gente. No quiero ir hundiendo al personal”, asegura Marzoli. “Cuando me veis que pego patadas en los realities no es porque me guste ser karateka. Es porque me vuelvo loca. Es la manera que tengo de sentir que respiro libertad” ¿No le vendría mejor tomarse una tila?

Eso sí, aunque no sea una santa, sus haters saben muy bien cómo meterle el dedito en la llaga. “Siento que soy muy provocada. La gente sabe muy bien cuál va a ser mi reacción y se aprovechan mucho de eso”, afirma. ¡Pobre Oriana! Para dejar en evidencia que no es tan mala como la pintan, ofrece una prueba completamente irrefutable: “Si fuera una chica tan insoportable, no tendría tantos novios ni estarían todos babeando por mí”. Las redes sociales y la televisión no hacer más que acrecentar su estrés, y luego pasa lo que pasa… “Me fascina vivir de mi imagen, pero es bastante duro. Hay que tener la cabeza muy bien amueblada”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mtmad

“No me peleo con nadie porque sí. ¡Eso no tiene sentido!”, señala con cara de querer pegarle un puñetazo a la cámara. De hecho, asegura que muchas personas aprovechan su mecha corta para salir en televisión. “Muchos me alaban y de repente soy muy mala… ¿No se dio cuenta en los dos años que estuvo conmigo? Mientras me ponía los cuernitos, ¿no se daba cuenta?”, se pregunta Oriana en referencia a uno de sus ex.

Tras entonar este extrañísimo ‘mea culpa’, la venezolana se dispone a hacer un repaso por sus peleas más sonadas. La primera, la bronca que protagonizó nada más llegar al reality ‘¿Volverías con tu ex?’ “con una señora mayor. Como de 38 años”. “¿Os podéis creer que me cogió del pelo y me arrastró por el suelo? Obviamente, en la tele no pudieron mostrar una imagen con tanta agresividad”, recuerda Marzoli. El origen del conflicto: Oriana se dejó abierto el grifo del lavabo para que no la escucharan haciendo sus necesidades. ¡No puede estar una tranquila ni en la taza del váter!

Mtmad

Una de sus compañeras, concienciada con el problema del agua, la llamó ‘perra’, y claro, nuestra Oriana quiso llamar a un cirujano para que le operaran la cara a aquella ‘fea’, lo que provocó la reacción violenta de la “señora mayor”. Tras el incidente, la expulsaron del reality, “porque para meterse con Oriana hay que ser un poco más lista”. Eso sí, Oriana, sin acritud, espera que ya esté curada de sus problemas mentales…

Además, recuerda cuando le gritó a una colombiana que le tiraba los trastos a Tony o cuando a otra le espetó una de sus frases más recordadas: “¡Ay, qué ridícula tía! Te juro que no puedo contigo, o sea, me superas”. Antes de terminar, hace un repaso de sus innumerables cualidades: “Es que lo tengo todo. Soy como la mujer perfecta. Una chica con carácter, guapa, cuerpazo, lista, buena, perfeccionista, estupenda, magnífica”. ¡Baja Modesto, que sube Oriana!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad