Raquel Bollo comienza a perder la paciencia con Ángel Garó

La colaboradora, anfitriona del último programa de 'Ven a cenar conmigo. Summer Edition', intentó mantener las formas con el humorista, el cual no le cae especialmente bien... Además de demostrar su buena mano en los fogones, su cena contó con la 'aparición estelar' de Isabel Pantoja. ¿Logrará algún día olvidarla?

Raquel Bollo ejerce de anfitriona en 'Ven a cenar conmigo. Summer Edition'.
Cuatro

Raquel Bollo se ha convertido en la anfitriona de la última entrega de ‘Ven a cenar conmigo. Summer Edition’. La colaboradora de Telecinco ha sentado a su mesa a sus cuatro invitados, Agustín Bravo, Melody, Ángel Garó y Olivia Valère, para agasajarles con un menú compuesto de tres platos con nombres muy folclóricos: 'Verde que te quiero verde' (una crema de calabacín), ‘A tu vera’ (un roti de cerdo en salsa) y ‘Torbellino de colores’ (un flan acompañado de fresas y nata). Una cocina sencilla y tradicional que dejó constancia del buen hacer de la Bollo en los fogones… ¡porque que algo sea sencillo no quiere decir que sea fácil!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Los primeros en llegar a la cita fueron Olivia Valère y Ángel Garó, los cuales tuvieron casi que escalar las empinadas escaleras de la casa de Raquel para alcanzar la soleada terraza. Eso sí, un esfuerzo que se vio recompensado por las impresionantes vistas. Entre rebujitos y jamoncito, el humorista estuvo adulando a su anfitriona sin dejar de pensar en algo que le reconcome por dentro: aunque es muy cordial con él, no le mira directamente a los ojos (Confirmado: a Raquel no le cae nada bien Ángel y estallará contra él en la última cena de la semana).

Cuatro

Mientras la que fuera colaboradora de ‘Sálvame’ preparaba el primer plato en la cocina, Agustín y Olivia se fueron de excursión con el objetivo de husmear en el dormitorio de su anfitriona. Allí encontraron sus instrumentos de labor (¿alguien sabía que a la Bollo le gusta hacer punto?) y un buen número de fotografías. Entre ellas, una en la que aparece junto a Isabel Pantoja y otra en la que le está dando un beso en la boca a su hijo. Valère, escandalizada, reconoció que aquello era demasiado moderno para ella… ¡Y eso que vive con sus dos maridos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Durante la cena, estuvieron hablando del mundo reality. Raquel dijo recordar con gran cariño su paso por ‘Supervivientes’ y les preguntó a sus invitados si participarían en un programa de esas características. “Solo lo haría porque me pagaran mucho, mucho, mucho, mucho, si no me pagan mucho, mucho, mucho, mucho, no hago el reality”, contestó Garó. Rauda y veloz, la ex de Chiquetete le dijo que entonces se iba a quedar con las ganas, porque ahora “no se paga mucho, mucho, mucho”. ¡Toma zasca!

Cuatro

Agustín Bravo también quiso saber si Raquel había tenido alguna vez miedo de estar demasiado expuesta en los medios. “He tenido no, he estado muy expuesta. Pero al final lo único que me compensaba era que me iba a casa con mis nóminas y mis hijos vivían bien y les podía dar todo lo que no le daban otras personas”, reconoció la colaboradora mientras recibía el aplauso de sus compañeros. “Lo haría mil veces más. Yo entiendo y respeto las opiniones de cada uno, pero yo le debo mucho a los programas en los que he trabajado”, apuntaba agradecida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

La noche terminó donde comenzó, en la terraza, teniendo la anfitriona una sorpresa preparada para sus invitados… El fin de fiesta estuvo marcado por la aparición estelar del hijo de Raquel, Manuel Cortés, quien deleitó a los presentes con su voz… ¡mientras a su orgullosa progenitora se le caía la baba viéndole! Los invitados quedaron encantados con el joven, destacando Melody su talento y Olivia su belleza de “macho”.

Cuatro

Tras las votaciones, Raquel quedó empatada a 29 puntos con Olivia y Melody, yendo todavía en cabeza Ángel con 32. Una situación que podría dar un vuelco en el último programa ya que han adelantado que la colaboradora de ‘Viva la vida’ pierde la paciencia con el humorista que saltó a la fama gracias al ‘Un, dos, tres’. “Ya está bien de yo y yo y yo y yo, llevas toda la semana siendo grosero”, le espeta Bollo en su cara. ¡Con lo tranquilita (y demasiado bien queda) que estaba yendo la semana!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad