Tamara Gorro muestra a su 'álter ego' en miniatura

La influencer ha sorprendido a su legión de seguidores en redes sociales al colgar una fotografía en la que aparece junto a una muñeca inspirada en ella misma. Un regalo que le ha hecho su madre y cuyo vestido tiene un significado muy especial para ella...

Tamara Gorro con el vestido rojo, diseñado por ella misma, que lució en la boda de Kiko Rivera e Irene Rosales.
Instagram

Lo que no hagan las madres por sus hijas no lo hace nadie. Tamara Gorro tenía un sueño por cumplir: poseer una muñeca hecha a su imagen y semejanza. Al final, no ha sido otra que su progenitora la encargada de sorprender a la influencer con este regalo tan especial, una figura en miniatura de ella misma a la que no le falta detalle: pelo largo castaño ondulado, maquillaje discreto, pose estilosa y un espectacular vestido rojo con cuerpo de encaje y pedrería… ¡Si parecen gemelas! El único problema que encontramos ahora es cómo le habrá explicado a su hija Shaila que aquello es un objeto decorativo y no un juguete cualquiera…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“¡GRACIAS MAMI! Hace meses me hizo este regalo mi mami, siempre quise una muñeca como yo y claro, las madres ahí están para conseguir todo”, confiesa Tamara sobre la imagen en la que muestra orgullosa a su ‘mini yo’. Gracias a los hashtags, también descubrimos que le gustaría aumentar la familia en miniatura con un muñeco de su marido, el futbolista Ezequiel Garay: “Ahora falta mi Ken”.

Además, el look de la muñeca tiene un significado muy especial para ella. Para todo aquel que le suene de algo y no sepa de qué, fue el vestido que escogió para acudir a la boda de Kiko Rivera e Irene Rosales en la hacienda Los Parrales y que en su día desveló que era su primer trabajo como diseñadora. ¡Era la primera vez que iba vestida por sí misma!

Instagram

Pero para muñeca la que tiene en casa, la pequeña Shaila, de 2 añitos, que, a tenor de las imágenes que comparte la bloguera en sus redes sociales, parece estar encantada con la llegada al mundo de su hermanito pequeño, Antonio Garay, nacido a mediados de diciembre de 2017. Lo último ha sido darle un besito al piececito del bebé. ¡Si es que están para comérselos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad