Sofía Cristo saca provecho a su desintoxicación de las drogas

La conocida hija de Bárbara Rey y Ángel Cristo, tras mandar a paseo a la dichosa cocaína, prosigue en su empeño de ayudar a jóvenes con problemas de adicción. De esta manera, se convierte ahora en conferenciante y embajadora de una clínica privada de desintoxicación ubicada en Alicante.

Sofía Cristo estrena nuevo trabajo como imagen, embajadora y conferenciante de la clínica de desintoxicación Triora.
Instagram

Sofía Cristo se ha convertido en todo un ejemplo de lucha y superación. La mediática hija de Bárbara Rey y Ángel Cristo pasó un auténtico calvario durante los años en los que estuvo enganchada a las drogas, más en concreto a la cocaína. Una etapa oscura que estuvo a punto de destrozar su existencia y la de todas las personas que estaban a su alrededor. Sin embargo, la joven logró salir de este turbio atolladero y tomar con fuerzas las riendas de su vida, aprovechando su experiencia de desintoxicación para ayudar a otras personas que puedan encontrarse en la misma situación que a ella le tocó vivir en sus carnes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde su recuperación, Cristo, ya sea en debates televisivos o narrando su experiencia en distintos medios, ha enviado mensajes cargados de optimismo para dejar constancia de que es posible salir del mundo de las drogas. Además, ha prestado su conocimiento y apoyo a distintas organizaciones que trabajan con personas en proceso de desintoxicación. Ahora, Sofía ha dado un paso más allá y se ha convertido en la imagen, además de embajadora y conferenciante, de la clínica alicantina de desintoxicación Triora. ¡Bravo por ella!

Gtres

Estoy muy feliz trabajando allí, doy charlas de prevención a la gente joven, los ayudo. Me siento muy bien, es un trabajo estimulante que compagino con mis colaboraciones en el programa ‘Volverte a ver’ y mis 16 años como DJ”, confiesa al portal Jaleos. La clínica privada, que también cuenta con una sede en Málaga, sigue un método de origen holandés para combatir distintas adicciones, ya sea a la cocaína, al juego, al cannabis o al alcohol, centrándose en tres aspectos fundamentales: cuerpo, mente y alma.

En 2013, durante una entrevista en el ‘Deluxe’, Sofía habló sin medias tintas sobre su grave enfermedad, anunciando que había tocado fondo y que haría todo lo posible por salir. “He probado todo tipo de drogas y estoy enganchada. Llevo enganchada a las drogas desde los 15 años y quiero salir. Mi primera raya fue con 15 años”, aseguró. Aunque su padre fuera consumidor habitual de cocaína, quiso matizar que no fue él quien la introdujo en el mundo de las drogas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Desde muy pequeña, me he encontrado cocaína por toda la caravana. Mi madre tenía miedo de que fuéramos al circo. Tú esto nunca lo hagas me decía mi padre cuando se drogaba delante de mí. Le robaba cocaína a mi padre. Luego empezó a dármela para que no tomase cocaína mala”. Agradecida con el enorme apoyo recibido por parte de su madre y su hermano, confesó que sus adicciones habían afectado de lleno a su vida sentimental. “Mi relación con Nagore se acabó por mi adicción a las drogas”, sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad