La policía interviene en una disputa entre Boris Becker y su exmujer

El extenista se separó de su mujer en mayo de 2018 y desde entonces su relación ha ido de mal en peor. Tras varias disputas, el pasado 31 de julio la policía tuvo que personarse en la mansión de Boris Becker para mediar en un desagradable incidente.

La policía interviene en una disputa entre Boris Becker y su exmujer, Lilly Kerssenberg.
Gtres

Boris Becker vuelve a verse de nuevo salpicado por el escándalo. El exjugador de tenis alemán, de 50 años, se divorció a finales del pasado mes de mayo de la que fuera su segunda esposa, la exmodelo holandesa Lilly Kerssenberg, con la que llevaba 9 años de matrimonio… y la separación no ha sido tan amistosa como se esperaba. Tanto es así, que el pasado 31 de julio la policía tuvo que intervenir para mediar en una terrible disputa entre ellos. Al parecer, Kerssenberg acudió a la mansión que compartía con Becker para llevarse sus objetos personales y se encontró con los allegados del tres veces campeón de Wimbledon ejerciendo de auténticos ‘gorilas’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agencias

Según fuentes cercanas a la holandesa, familiares y amigos del extenista “la encerraron en la cocina y le bloquearon la camioneta donde pensaba cargar sus cosas”. Ante esta desagradable situación, llamó a la policía, quien tuvo que intervenir para que la exmodelo pudiera salir de allí con sus pertenencias.

Pese a que al final consiguiera su objetivo, tal y como han podido recoger las fotografías de los medios congregados, Lilly no pudo evitar romper a llorar, probablemente por la tensión acumulada. Anteriormente, el 11 del mismo mes, ya habían protagonizado otra pelea en la que también necesitaron presencia policial.

Agencias

Sin embargo, tras el comentado incidente, Kerssenberg ha compartido en sus redes sociales un mensaje dirigido a Becker en tono conciliador. “Has recibido a estos niños porque te necesitan. Los quieres incluso en sus peores días. Tienes la sonrisa que ellos buscan y la caricia que todo lo arregla”, señala. Los niños a los que se refieren Kerssenberg son sus hijos Elias y Noah, fruto de su primer matrimonio con Bárbara Feltus, y Amadeo, de 8 años, el único hijo que tiene ella con el deportista.

Agencias
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la que no menciona es a Anna, la hija que Becker tuvo durante una relación extramatrimonial con la modelo Angela Ermakova y que acabó dinamitando su matrimonio con Feltus. Aunque unas pruebas de ADN le obligaron a reconocer la paternidad de la joven, el tenista siempre ha asegurado que tan solo mantuvo sexo oral con Ermakova, por lo que llegó a especular con la posibilidad de que se había guardado el esperma para inseminarse en una clínica privada o que había sido contratada por la mafia rusa para extorsionarle. Una historia de lo más rocambolesca...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad