Kiko Hernández deja en evidencia a Chelo García Cortés

El colaborador de 'Sálvame' ha puesto a su compañera de plató entre la espada y la pared. Kiko asegura que la lesión de Chelo en el brazo no es tan grave como ella afirma y enseña las pruebas que lo demostrarían

Kiko Hernández durante el programa 'Sálvame'
Telecinco

Difícil tarde la que vivió la colaboradora de 'Sálvame', Chelo García Cortés. Y es que Kiko Hernández, parece no terminar de creerse la lesión que su compañera de programa sufre en el brazo y estaría dispuesto a todo con tal de delatarla. Una lesión que la periodista sufrió hace unas semanas por las calles de Castelldefels, donde vive junto a su pareja, cuando se tropezó con un escalón mientras paseaba a su querida perrita Maggie y terminó con el brazo escayolado, con una visita de urgencia al dentista y con varias magulladuras en la cara. Y es si en algo es experto Kiko es en soltar bombas como nadie y recientemente lo ha vuelto a demostrar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

"Nos han llegado estas fotografías de Chelo en el aeropuerto, sin el cabestrillo y la explicación de Chelo es la siguiente: me tocaba un pasillo de emergencia y con el cabestrillo no puedo ocupar esa plaza". Así de contundente se mostraba el también presentador de 'Sálvame' con su primera bomba. Una imagen en la que la colaboradora aparece de espaldas, sin cabestrillo y paseando alegremente por el aeropuerto.

Telecinco

Pero la cosa no quedó aquí, sino que siguió. "Me ha llegado una segunda fotografía. Es en la calle, paseando a Maggie". Y así Kiko mostraba una segunda captura de Chelo en la que aparece paseando a su perrita Maggie, sin cabestrillo alguno y como si el aparatoso accidente que sufrió no fuera con ella. Algo que ha desatado la ira de la periodista y se ha excusado diciendo: "Llevo el brazo como me manda el médico que lo haga. ¿Y sabes por qué el médico no me deja quitarme el cabestrillo aquí? Porque tiene miedo que me de un golpe en el plató". Unas palabras y una imagen a con las que Carlota Corredera no pudo evitar subirse al carro y le reprochó a su compañera: "Chelo no se lo que te ha dicho tu médico, pero te quiero recordar una cosa: ¿cómo paseas a Maggie sin cabestrillo que te puede volver a pasar lo mismo hija mía?".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Telecinco

Y ya lo dice el refrán que no hay dos sin tres. Pues acto seguido, y por si Chelo no hubiera tenido suficiente, Kiko Hernández soltó su tercera y última bomba. Una bomba que le llegó a su móvil durante la publicidad y que presentó así: "un vídeo de Chelo conduciendo". Ante tal prueba, los colaboradores empezaron a gritar a chillo pelado, a lo que la periodista intentó apaciguar los nervios diciendo: "Ese coche no es mío, es el coche de una amiga". ¿Está fingiendo Chelo o se quita el cabestrillo por prescripción médica?

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad