Los 'Pelandy' dan rienda suelta a su pasión

El influencer y su chico, el empresario argentino, que se convertirán en marido y marido el próximo 22 de septiembre, son puro amor en Ibiza. La pareja son la viva imagen de la felicidad. '¡Love in the air!'.

Andy McDougall y Pelayo Díaz saliendo del agua
Gtres

La isla balear está que arde. No cabe ni un famoso más por metro cuadrado e Ibiza está de bote en bote. Primero Chiara Ferragni y su chico, Fedez, dándolo todo en las rocas y ahora ‘Los Pelandy’ -que así se llaman ellos y viene de las fusión de sus nombres, Pelayo y Andy- en la playa. Sí, amigos, los tortolitos están pasando su preboda en Ibiza. Y de paso han aprovechado para hacer una visita a su amiga Chiara y a su pequeño, del que Andy ha quedado prendido. Tanto que sueña con tener hijos más pronto que tarde con su Pelayín. ¡Tiempo al tiempo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por lo pronto la pareja lo han dado todo en Ibiza. Hasta allí se han desplazado para desconectar de todo, relajarse y de paso disfrutar de sus últimas vacaciones como hombres solteros.

Gtres

Pelayo está viviendo un año redondo. Ha triunfado en 'Cámbiame', 'Bailando con las estrellas' y en breve celebrará su boda con su amorcito, Andy McDougall. El argentino le ha devuelto la ilusión y el influencer asturiano está tan enamorado de él que se deshizo en mimos y caricias con su futuro marido durante una jornada playera muy muy fogosa. Masajito en la cabeza, en la espaldita...

Gtres​

Y, claro, como lo hizo tan bien, con tanto detalle y tanto mimo, que el argentino le premió con un beso. Pero no un 'piquito' cualquiera, no, no. Le plantó un besazo en toda regla. Tanto que casi tienen que pedir una bombona de oxígeno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

La sesión de amor continuó tumbados en la arena. La química entre ellos estaba a flor de piel y están tan 'pillados' el uno por el otro que no les importó el lugar donde estaban para seguir pegados como dos lapas. ¡Eso es amor y lo demás tontería!

Pelayo le tocaba el pelo con mucho mimo a su futuro marido, que estaba encantado con el masajito.
Gtres

Lo suyo fue un flechazo. Se comprometieron a los seis meses de conocerse. Se casarán el 22 de septiembre en una finca situada a las afueras de Madrid y se alargará durante todo un fin de semana. ¡Id sacando la pamela! Ya han disfrutado de su despedida de solteros y ahora están disfrutando de un anticipo de una apasionada luna de miel... ¿Qué van a dejar para después de casarse?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad