Los cuchillos vuelan en el reencuentro entre Kiko y Diego Matamoros

Padre e hijo han coincidido por primera vez en un plató de televisión tras la boda de Diego, hace un mes. En vez de acercar posturas, Kiko y Diego se han alejado aún más, si es posible...

Kiko Matamoros y Diego Matamoros se enfrentan en sálvame
Telecinco

Tarde calentita en 'Sálvame'. El destino ha querido que Kiko Matamoros y su hijo Diego hayan coincidido, aunque ha sido en tiempo pero no en espacio, ya que ninguno de los dos quería estar en el mismo plató. Al ser mañana fiesta nacional, la sección de 'El Defensor del espectador' que se emite normalmente los miércoles se adelantase a hoy, martes 14. El mismo día que Diego tenía pactado acudir a programa. La polémica estaba servida y hemos asistido al enésimo encontronazo entre padre e hijo. Una relación que parece sacada de los guiones de 'Falcon Crest' o 'Dinastía'. ¿Qué se han dicho? Sigue leyendo que no tiene desperdicio...

A pesar de no estar sentados juntos, sí ha habido cruce de declaraciones entre ellos. Sin duda, las más duras que se 'regalado' Kiko y su hijo desde que están distanciados. Carlota Corredera se desplazaba a la zona de los camerinos para hablar con Diego Matamoros y dejaba claro que por contrato padre e hijo no iban a coincidir. "Lo he pedido porque no me apetece verle, ni coincidir con él y porque no vengo a darme de palos con él. Lo único que tengo que decir es que hoy va de digno, pero cada fin de semana que me he sentado en el Deluxe, él ha negociado para sentarse conmigo. Pero no aparece por el precio tan elevado que pone", comenzaba a declarar Diego.

Telecinco

Por si fuera poco, Diego no ha dejado ahí los dardos contra su padre. Ha dejado claro que no le quiere volver a ver porque le hace "daño ver a una persona que ha jugado conmigo y con mi familia". Su padre, presente en plató, era testigo de los zascas de su hijo mientras hablaba por teléfono, no sabemos si con su hija Laura, quien tampoco ha salido ilesa de los ataques de Diego. "Mi hermana Laura es la nueva Sociedad Limitada de mi padre. Cuando estuvieron en el programa de Carlos Sobera, se lo han repartido entre ellos, que no me tomen el pelo. Debe un millón a Hacienda, me ha guindado un coche, a mi amigo 14.000 euros, otros 12.000 por otros lado, las fotos de mi tía Mar, las guindó él del cajón que él sabía. Este señor siempre sale como el ángel y es un 'trapis' y es lo que es", afirmaba Diego.

Su relación está más fría que los Caminantes blancos de 'Juego de Tronos', y es que llevan sin hablar desde hace más de dos semanas. Diego ha confesado que no le coge el teléfono cuando le llama porque no le apetece hablar con ella. "Laura y mi padre hacen sus chollitos y ahora yo no soy yo el que valgo. Creo que se está confundiendo con el tío que te está sacando la pasta (mi padre) y no puede estar a dos bandas. Lamentablemente todo es dinero", sentenciaba el entrenador personal.

Telecinco

Su padre estaba anotando en su mente todo lo que estaba diciendo Diego para responderle. Y ese momento ha llegado, y ha comenzado fuerte: "No quiero volver a saber nada de ti en tu vida y espero que tu hermana te denuncie. No voy a intercambiar una palabra más con este indeseable".

"Llevarte por delante a tu hermana… Si ella hablase de ti... Te tenías que ir de este país", continuaba el colaborador de 'Sálvame' ante la atónita mirada de sus compañeros. "Tú no me haces falta y yo a ti sí. Coge una maleta grande y guarda tu miseria", reiteraba Kiko más duro que nunca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad