Katy Perry vive una jornada gastronómica y de compras en Australia

La cantante aprovechó que su gira de conciertos hacía parada en Sydney para renovar su vestuario. Durante su paseo por las tiendas locales, le dio un ataque de hambre y acabó con los batidos y pasteles de carne de la zona

Katy Perry paseando por las calles de Sydney
KHAP/ MEGA

La cantante californiana Katy Perry se encuentra al otro lado del charco por motivos profesionales. La creadora del hit 'Swish Swish' está inmersa en su gira mundial 'Witness: The Tour', con la que estos días ha visitado las principales ciudades de Australia. A su paso por Sydney, la cantante ha demostrado que no solo tiene tiempo para cantar y ensayar la puesta en escena de sus espectáculos. Katy aprovechó unas horas libres para disfrutar de una jornada de compras por algunas tiendas de la ciudad australiana.

KHAP/ MEGA

Acompañada por un amigo, Katy se ha paseado por las céntricas calles de la ciudad australiana donde ha aprovechado para darle un poco de vidilla a su tarjeta de crédito, comprándose unos cuantos trapitos. Pero no solo es ropa lo que la cantante se ha comprado, sino que, como buena siberita, Katy se ha puesto fina a base de batidos y pasteles de carne. Y es que a juzgar por las imágenes, el plato típico de Sydney ha gustado tanto a la cantante que no ha querido dejar ni una miga. Pero aquí no acaba el atracón de la artista. No satisfecha con su comida, la cantante no ha dudado en hincarle el diente a la comida de su amigo, ¡menudo festín!

KHAP/ MEGA

Quizá por ese motivo, Katy ha optado por recorrerse las calles de Sydney enfundada en un look de lo más incógnito. La cantante ha ocultado su rostro bajo unas oscuras gafas, una gorra negra y una capucha también negra. Unos intentos por pasar desapercibida que, muy a su pesar, no han terminado de funcionar a la cantante. Pues varios han sido los fans que han reconocido a su estrella y no han podido resistirse a sacarse una foto con ella. Y Katy, como buena artista que es, no ha dudado ni un momento en concederles tal deseo. ¿Hubiera pasado lo mismo si le hubieran pedido un pedacito de su pastel de carne?

KHAP/ MEGA
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad