Teresa Campos y Bigote Arrocet disfrutan de sus vacaciones ajenos a la polémica

La pareja está disfrutando de sus vacaciones en Málaga, ajenos a la reciente polémica con María Gabriela, hija de Edmundo, que no quiso conocer ni a Carmen ni a Terelu y les hizo el mayor desplante televisivo.

Edmundo Arrocet y María Teresa Campos vacaciones
Gtres

Teresa Campos y Edmundo Arrocet están por encima del bien y del mal. Es decir, son una pareja indestructible y parece claro que no les ha afectado la última movida familiar con la que han tenido que lidiar. Lo vimos en televisión y no dábamos crédito: la hija de Bigote, María Gabriela, se negaba a comer con las hijas de Teresa en su viaje a Chile. Terelu y Carmen se quedaron descompuestas, y Teresa suponemos que también cuando descubriera más tarde que sus pequeñas habían sido vetadas. Pese a todo, parece evidente que la periodista no se ha enfadado y quiere seguir disfrutando de sus vacaciones tan plácidamente.

Gtres

Teresa y Edmundo estaban encantados con su día de sol en Málaga. La matriarca del clan Campos parecía tranquila y aprovechó la mañana para charlar con su chico, hablar por teléfono y descansar en la tumbona.

Gtres

Teresa tiene un aspecto de lo más saludable, aunque en su reality reconoció que le habían quedado secuelas del ictus que padeció en mayo de 2017. Lo más fuerte es que es la primera vez que lo verbaliza, de hecho su familia lo desconocía. “Ellos se creen que yo estoy como ellos, pero no lo estoy”, le confesó Teresa a su cuñada. “Me dan unos mareos que se me han quedado desde que me dio eso. Yo digo que no, pero me ha quedado, y los ruidos en la cabeza también”, añadió. Ante estas declaraciones, ¿cuál es su verdadero estado de salud?

Un momentazo televisivo

Telecinco

Durante su viaje a Chile, Terelu y Carmen se quedaron con este careto cuando se enteraron de que María Gabriela, hija de Edmundo, las había vetado. No quería verlas en la comida donde la chica iba a conocer a la novia de su padre. Las hijas de Teresa decidieron mentir a su madre y la matriarca llegó a la cita ajena a la polémica. "Quería que conocierais a mis hijas", le soltó. María Gabriela no sabía ni qué contestar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad