Gunilla Von Bismark y Luis Ortiz, los mayores amantes de Marbella

La aristócrata alemana –y no Isabel Pantoja– merecería ser imagen de la ciudad andaluza. Ella es todo ‘happy’ en la playa.

La historia de amor entre Gunilla Von Bismark y Luis Ortiz es mítica. La pareja se casó en 1978 y se divorció once años más tarde tras un hijo en común. Sin embargo, esta separación, lejos de alejarlos, los convirtió en los ex mejor avenidos de la Historia. Vamos, que su separación fue una chufla. Repasamos su vida juntos y demostramos por qué ellos, y no 'otras', debería haber sido la imagen de Marbella, ciudad donde han vivido y han sido protagonistas de su época dorada.

Agencias

Familia feliz

Juntos o separados, Gunilla y Luis siempre han sentido devoción por su único hijo, Francisco, que nació en 1980. El niño rubito y playero es ahora un empresario reconocido que figura en la lista de morosos de Hacienda. Su sociedad debe más de un millón de euros al fisco…

Agencias

Gunilla, la mejor reinona

Gunilla es Marbella y viceversa. La alemana descubrió la ciudad en los 60 y ya no se marchó. “Dormíamos todo el día y estábamos bailando hasta el amanecer”, recuerda.

Agencias

Gunilla, siempre tipazo

Además de estar morena los 365 días del año, la condesa alemana puede presumir de un figurín que ni la Lomana. Gunilla cumplirá en noviembre los 69.

Agencias

Amigos famosos

Gunilla hizo grandes amigos en Marbella. En la imagen de abajo podemos verla con el inolvidable José María Iñigo.

Hearst

Abajo, con una joven Carmen Rigalt. ¿No es muy grande que le hiciera la entrevista a la orilla del mar y sentadas en esas sillas que no se pueden mojar?

Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad