Kiko Rivera, playa y sol en Fuengirola con sus chicas

El Dj parece recuperado de la depresión que le retiró de los escenarios el pasado mes de mayo. De hecho, dicen que en breve volverá a cantar…

Es un hombre nuevo. No sólo en el físico, algo evidente, sino en lo psíquico. Kiko vuelve a sonreír tras atravesar una depresión que le retiró de los escenariosen mayo.
Basta verle hace unos días en Fuengirola en compañía de su mujer, Irene Rosales, y sus dos hijas pequeñas, Ana, de dos años, y Carlota, de ocho meses, para saber que Kiko deja atrás esa etapa de tristeza. Con ellas se deshizo en gestos de cariño. Y es que es un padrazo… Hasta se metió en el mar con una red y capturó una pequeña medusa para hacer reír a sus chicas.

Agencias

Listo para su vuelta

Y parece que tras el verano vuelve al trabajo, como dejan entrever sus mensajes en redes: “Se avecinan cositas muuuuyyyyy bonitas.”

Agencias

De hecho, según el periodista Pepe del Real, en los próximos días el hijo de Isabel Pantoja anunciará su vuelta a los escenarios.

Agencias

Kiko es un padrazo que, como tantos, va a la playa cargado con todo lo que sus peques puedan necesitar.

Agencias

Ocho meses después de dar a luz a su segunda hija, Irene ha recuperado su estupenda figura.

Agencias

Como cualquier pareja, Kiko e Irene disfrutaron del día del playa y se llevaron todo lo necesario para sus niñas. Aunque Irene prefirió sentarse en la arena mientras que Kiko lo hacía en una silla.

Agencias

42 kilos menos

Es el peso que el hijo de Isabel Pantoja asegura haber perdido desde que se puso la banda gástrica hace un año. Impresionante el cambio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad