Lydia Lozano y su confesión más surrealista

La colaboradora de 'Sálvame' deja al descubierto su afición más desconocida y ofrece algunos detalles de su experiencia en estos locales. "El que está en la Castellana es un bar maravilloso de toda la vida, con unos Chester que te mueres", confesó ante sus asombrados compañeros.

Lydia Lozano confiesa en 'Sálvame' que ha ido mil veces a bares de lucecitas.
Telecinco

Cuando parecía que ya no había nada que nos pudiera sorprender viniendo del universo de ‘Sálvame’, va Lydia Lozano y se marca una confesión de esas que hacen historia y que no puedes más que volver a ver (o leer) para cerciorarte de que te has enterado bien. Pero comencemos por el principio. ‘Sálvame’, miércoles 6 de septiembre. Los colaboradores se enfrentan a Kiko Matamoros y su sección ‘El club del espectador’, la cual más que dar voz a la audiencia se ha convertido en el escaparate del colaborador para hablar del tema semanal que concierna a él o a su familia.

Telecinco

Como era de esperar, se saca el tema de las fotografías en las que supuestamente aparece Kiko Matamoros saliendo de un ‘bar de lucecitas’. A raíz de esta polémica, que ha enfrentado al ‘defensor de la audiencia’ con su compañera, Lydia se defendió diciendo que no le sorprendía ver a Matamoros en un local de estas características. En ese momento, el colaborador soltó el bombazo. “¡Tú que los frecuentas en Madrid te va a llamar la atención!”, exclamó.

¿Y qué hizo Lydia? ¿Echarse a llorar y negar la mayor? ¿Bailarse un ‘chuminero’ para bajar la tensión? Nada de eso, Lydia reconoció, ante la cara de incredulidad de los presentes, que ella es una asidua a este tipo de locales. “¡Yo he ido mil veces!”, dijo a voz en grito y un poquito fuera de sí. “¿Pero me voy a asustar yo? ¿Os digo todos los garitos de Madrid?”, se preguntaba.

Telecinco

Y claro, algunos de sus compañeros no podían imaginarse qué podía hacer Lydia en locales tan ‘luminosos’. “Para saber un poquito de la vida hay que hacer más barra. ¡No te escandalices!”, le recriminaba Lozano a Rafa Mora, que por más que lo analizaba, no lo llegaba a entender: “A mí me sorprende que Lydia Lozano vaya a ‘sitios de lucecitas’, ¡no te lo tomes a mal! Normal no es”.

Lo mejor de todo es que Lozano se dispuso a dar más datos, desvelando que muchas veces acudía acompañada de su marido y algunos amigos del matrimonio. Vamos, lo normal de toda la vida… Terelu, que es moderna hasta cierto punto, no lograba entender qué podía hacer una chica como ella en un lugar como ese. “Había uno en Madrid donde a las 8 de la tarde iban un montón de empresarios, hablabas, les pedías un reportaje…”, contaba Lydia. ¡Si encima aprovechaba para trabajar!

Telecinco

Y allí que seguía Lydia, enumerando las grandezas de los bares de lucecitas. “El que está en la Castellana es un bar maravilloso de toda la vida, con unos Chester que te mueres. Es un clásico de Madrid”, explicaba la experta en el tema. En ese momento y viendo hacia dónde estaba derivando el asunto, Carlota Corredera decidió intervenir para evitar que Lozano se enfangara todavía más. “Lydia, trabajo contigo desde el año 2001… déjalo ya. Te lo pido por favor, no des más información”, indicó muerta de risa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad