Kim Kardashian sufre un problema de salud que le impide sacarse selfies

Los médicos han diagnosticado a la celebrity y empresaria un problema de salud que le impediría poder seguir sacándose selfies, una de sus mayores pasiones y con la que cada día sorprende a sus seguidores de Instagram

Momentos delicados en la vida de una de las celebrities más mediáticas de la pequeña pantalla. Hablamos de la mismísima e inigualable Kim Kardashian podría estar atravesando sus horas más bajas, después de que los médicos le hayan detectado un problema de salud que le impediría poder seguir haciéndose selfies. Algo que la estrella del reality de televisión 'Keeping up with the Kardashians' no habría encajado a las mil maravillas, puesto que podría perder su trono como reina de las autofotos. Y es que para Kim, cualquier momento y lugar es bueno para alargar un poco el brazo y tomarse una foto de lo más picante y sugerente, que haga las delicias de todos sus seguidores.

Tal y como se puede ver en uno de últimos capítulos del reality familiar de la socialité, Kim Kardashian sufre un terrible dolor de manos, que podría impedirle sacarse fotos a ella misma durante un largo período de tiempo. ¡Drama total! Así lo ha desvelado la misma celebrity en su reality, donde ha hecho de tripas corazón y ha afrontado su mayor pesadilla constándoselo a su madre, Kylie Jenner, y a su hermana Khloé Kardashian.

View this post on Instagram

Poker faces 😎

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Según ha contado Kim, su médico de cabecera no solo le habría recomendado lucir una muñequera, sino que le habría dado instrucciones para coger el teléfono móvil correctamente y evitar que el dolor fuera a mayores.

View this post on Instagram

I thought about killing you 🎵

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Pero por todos es sabido que la mujer de las curvas imposibles no va a dejar que le arrebaten el título de reina de los selfies así como así. Por este motivo, Kim ha maquinado como la que más y ha encontrado una solución infalible a su terrible problema de salud, con la que podrá seguir disfrutando de su gran pasión. A partir de ahora, la socialité posará ante la cámara, como si ella misma se estuviera haciendo la foto, pero con el pequeño añadido que será otra persona de su entorno quien la esté fotografiando. Una solución de lo más ingeniosa que solo podía estar al alcance de alguien como Kim Kardashian.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad