Miguel Temprano hace las paces y se pelea en la misma noche

Miguel Temprano enseñó su casa en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition', una vivienda decorada con banderas y referencias a la legión que provocó el enfado monumental de Nagore Robles. Más conciliador fue su encuentro con Ismael Beiro.

Miguel Temprano recibió en su céntrica casa de Madrid a Nagore Robles, Mar Segura, Ismael Beiro e Ivonne Reyes en la última edición de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition', donde sorprendió a todos con una vivienda una vivienda decorada con banderas y referencias a la legión que no gustó a sus invitados. La habitación estrella fue el salón, colorido y repleto de adornos, fotos y hasta un retrato de él mismo. El comedor se convirtió en el centro de la velada, donde Miguel Temprano finalmente hizo las paces con Ismael Beiro tras haberle pedido perdón por difundir información de él y, en contraste, sufrió las críticas de Nagore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

El origen del enfado de Nagore era la decoración patriótica del fotógrafo, que en palabras de Robles "representa todo lo que provoca acidez y azufre en el estómago". Y es que si hubo una habitación que causó impacto entre todos fue el despacho de Temprano. "Es que es como mezclar Torrente, con la España cañí y con la Guardia Civil", explicó Nagore. Y es que Miguel es un apasionado de la legión, como él mismo explicó.

Cuatro

Si hubo una habitación que despertó el interés y curiosidad de todos fue el despacho de Temprano, decorado con objetos militares. Y es que Miguel es un apasionado de la legión, como él mismo explicó.

Sin embargo, la decoración no fue lo único que disgustó a Nagore. Temprano decidió que los hombres podían comerse dos tortitas en diferencia a las mujeres, a las que sólo sirvió una a cada una. "Dos tortas les daba yo a cada uno", declaró como denuncia al machismo.

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El postre tampoco convenció a Nagore. "Es de los mejores 'margaritas' que he probado nunca. Pero también de los peores postres", criticó con dureza.
Con mucho humor, Nagore decidió evidenciar la excased de neuronas de Miguel: "Estrecho es lo que estás tú de esto", sentenció Nagore mientras se señalaba su cabeza.
Finalmente, Robles sentenciaba a Temprano con una mala puntuación: "Ha fallado en absolutamente todo como anfitrión. Ha sido malísimo", declaró, antes de votarle con un 2.

Cuatro

Pero no todo fue negativo para Miguel, ya que la noche le sirvió para reconciliarse con Ismael Beiro. "Hace años llamé por teléfono al director de la revista 'Sorpresa' y le dije que tenía algo demoledor sobre ti. Gané 12.000 euros. Te ofendí públicamente y nunca te pedí perdón", confesó. Ismael optó por la paz y le perdonó con un gran abrazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad