La actriz Alyssa Milano desvela que fue violada

La artista no ha podido esconder más un secreto que llevaba años atormentándola, y ahora, gracias al movimiento 'Me Too', ha reunido el valor para contar que fue víctima de una violación sexual

Alyssa Milano
Gtres

La actriz Alyssa Milano no ha podido aguantar más. La mujer que diera vida a Phoebe Halliwell en la exitosa serie de los 2000 'Embrujadas' ha decidido hacer estallar todo contando un secreto que le atormentaba desde que era una adolescente, y ahora ha decidido que ese secreto vea la luz, como tantas otras compañeras de profesión, para iluminar el camino a todas esas mujeres anónimas que también lo han sufrido: Alyssa Milano fue violada cuando sólo era una adolescente. Pero la también cantante (triunfó sobre todo en el mercado asiático, donde se convirtió en los 90 en una auténtica celebridad) no lo ha hecho sólo por ella misma, sino también porque un hombre le ha tocado, hablando en plata, los ovarios, y no ha sido otro que el presidente de Estados Unidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hace tan sólo unos días, Donald Trump echó más leña al fuego del movimiento 'Me Too' (por el que miles de mujeres se animaron a denunciar sus respectivos casos de abusos sexuales en redes sociales, o, en los peores casos, los de amigas o familiares que los sufrieron y no sobrevivieron para contarlos, haciendo así florecer miles y miles de casos de los que no se tenían constancia), y lo hizo, como siempre con unas polémicas declaraciones, en las que afirmaba que todas esas mujeres perdían credibilidad al haber esperado años para denunciar, y se preguntaba por qué ahora.

View this post on Instagram

#metoo

A post shared by Alyssa Milano (@milano_alyssa) on

Pues bien: Alyssa Milano ha respondido a esa pregunta, y lo ha hecho de la manera más contundente que ha encontrado a través de su Twitter: "Oye, Donald Trump, escucha de una puta vez: Fui abusada sexualmente en dos ocasiones. Nunca presenté un informe policial y tardé 30 años en contárselo a mis padres", señaló, a la vez que animó a los usuarios de la red social que lleguen a leerla: "Si algún superviviente de abuso sexual le gustaría agregar algo, por favor hágalo en las respuestas #MeToo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las palabras de Trump venían al hilo de las acusaciones que se han vertido en las últimas semanas sobre Brett Kavanaugh, el juez que él mismo propuso como Jefe del Tribunal Supremo, y al que también han señalado como un acosador sexual, concretamente dos mujeres: Anita Hill y la doctora Christine Blasey Ford, gracias a cuyos casos se ha creado un nuevo movimiento dentro del 'Me Too': el 'Why I didn't report' ('Por qué no lo denuncié'), en el que también se anima a las víctimas a contar su caso públicamente y, además, a explicar el miedo que se puede llegar a sentir tras una situación como esa para que gente como Trump lo entienda de una vez.

"Me costó años expresar a mis amigos más cercanos lo que me había ocurrido. Tardé tres décadas en contárselo a mis padres. Nunca lo llevé ante la policía. Nunca busqué justicia para mi dolor porque la justicia nunca fue una opción", explicó Milano al portal digital Vox, y añadió: "Para mí, hablar significaba revivir uno de los peores momentos de mi vida. Significaba reconocer la existencia de mi ataque".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad