Nagore Robles y Miguel Temprano vuelven a la gresca en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'

Los dos colaboradores de televisión acudieron a casa de la empresaria Mar Segura para valorar su cena... pero sus diferencias volvieron a copar el programa casi de principio a fin ¡y Nagore acabó MUY mosqueada!

Desde que empezara esta nueva edición de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition', si hay una cosa que nos entretiene (y mucho) es el salseo entre los televisivos colaboradores Nagore Robles y Miguel Temprano, pero no precisamente por sus acercamientos, sino todo lo contrario: ¡se llevan a matar! Si en el último programa todos acudieron a casa del paparazzi a cenar, Nagore allí pudo descubrir que no es para nada el tipo de persona que quiere a su lado: "representa todo lo que provoca acidez y azufre en el estómago", señaló mientras miraba sus fotos y libros. Y si hubo una habitación que causó impacto entre todos fue el despacho de Temprano. "Es que es como mezclar Torrente con la España cañí y con la Guardia Civil", explicó Nagore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Pues este lunes la cosa no fue a mejor. La empresaria mar Segura fue la anfitriona en su estupendísimo ático, y aunque la comida no fue del agrado de todos, aquello no fue lo que más llamó la atención, sino las pullitas que se lanzaron nada más verse: "Enveneneitor" fue como llamó a la novia de Sandra Barneda nada más darle dos besos. Eso es, Miguel: haciendo amigos.

Mediaset

Los colaboradores pudieron darse un 'garbeo' por la casa de Mar para cotillearla, y Nagore quiso devolverle la pullita a su compañero con un nuevo comentario: "Para fotos estas y no las tuyas", afirmó refiriéndose a su gusto por todo lo referente a lo español y la Guardia Civil.

Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La velada, sin embargo, no fue a mejor, y lejos de limar asperezas, los dos ya formaron ampolla de tanto roce, porque Miguel, con ganas de hacerse el gracioso, empapó a Nagore con un sifón, algo que a ella, evidentemente, no le hizo ni pizca de gracia: "De verdad, cuando uno es tonto da igual que se entrene para dejar de serlo...", sentenció. "Nagore, sólo es agua", le respondió él con sentido del humor. ¡Vaya dos!

Mediaset
Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad