Anita Matamoros se despide de su hermano Javier Tudela

La hija de Makoke y Kiko Matamoros ya se encuentra en el país italiano donde estudiará diseño de moda en un prestigioso centro de Milán

Anita Matamoros y Javier Tudela en el aeropuerto de Madrid Barajas
Gtres

Anita Matamoros llevaba mucho tiempo esperando este momento y por fin le ha llegado la hora. La hija de Kiko Matamoros y Makoke, actual concursante del reality 'GH VIP 6', ha puesto rumbo a Milán para empezar sus estudios de diseño de moda en un prestigioso centro de la capital italiana. Una nueva aventura internacional que la hija del colaborador de 'Sálvame' estaba deseosa por empezar. Sin embargo, sus últimos minutos en España no han sido nada fáciles. Y es que antes de montarse al avión, la influencer se ha despedido de su querido hermano, Javier Tudela, quien la ha acompañado a primera hora de la mañana hasta el aeropuerto de Madrid Barajas.

Gtres

Enfundada en un atuendo de lo más cómodo, un pantalón de chandal negro y un top negro que le dejaba el ombligo al aire, Anita Matamoros ha llegado al aeropuerto a primerísima hora, cuando aún era negro noche. Acompañada por su hermano, la pareja de él, Marina Romero, y dos amigos suyos, la influencer no ha podido evitar las lágrimas al despedirse de todos ellos. En especial de su hermano, a quien está muy unida y con quien se ha fundido en largos y tiernos abrazos.

Gtres

Una despedida un tanto amarga que ha dejado a Javier Tudela bastante tocado. Tanto es así que su pareja ha tenido que consolarle un buen rato, después de que Anita se montara al avión. Y es que a partir de ahora los hermanos estarán separados durante bastante tiempo y se tendrán que comunicar vía redes sociales.

Telecinco

Aunque Javier Tudela no ha sido la única persona de la que se ha despedido Anita. La joven estudiante también se ha despedido de su madre, a quien fue a visitar por sorpresa en la casa de 'GH VIP 6'. Al verse, ambas se fundieron en un largo y apasionado abrazo, seguido por muchos besos. Además, en su paso por la casa la influencer aprovechó para darle ánimos a su madre, decirle que lo estaba haciendo muy bien y ponerla al día de su nueva aventura internacional: "Ya tengo casa y el vuelo me sale a las 7 de la mañana. Te veo en dos meses y no salgas antes". Unas palabras que Anita remató con un: "Me voy a comer Milán y el mundo entero".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad