¿Por qué Gloria Camila se tuvo que rapar al 0 cuando era pequeña?

La hija de 'la más grande' ha estrenado nuevo canal, y en él ha decidido dar algunos consejos de belleza pero, sobre todo, hablar de su niñez... en la que tuvo lugar un episodio algo "escabroso".

Gloria Camila Ortega habla de su pelo en su canal Inmenso de MTMad y su pasado rapada al cero de pequeña
Mediaset

Si nos lo cuentan igual no le damos más bola, pero viniendo de la Gloria Camila Ortega no nos queda más remedio que creerlo, y es que la hija de Rocío Jurado y José Ortega Cano ha querido hablar en su nuevo canal de MTMad ('Inmenso') de su infancia ¡rapada al cero! Lo que leéis: la influencer ha compartido con todos nosotros que, cuando la cantante y el torero la trajeron a España tras adoptarla en Colombia, decidieron cortarle el pelo, y no un poquito: coger la maquinilla y pasarla por toda la cabeza como si no hubiera un mañana. ¡Pobre criatura! Y encima con lo que a ella le gustaba su pelo largo...

Mediaset

¿La razón? "Yo tenía el pelo muy pobre, y mis padres, cuando me adoptaron, dijeron 'uy, esta niña tiene el pelo fino, fino, fino... ¿Qué hacemos?'. ¿Y qué hicieron? Pues decidieron raparme el pelo para que me saliera con más fuerza", revela Gloria Ca. ¡Menudas ideas!

"Yo tendría 6 años o así, y tenía rizos, pero no terminaban de salir definidos. El caso es que me raparon al cero, y yo dije 'yo no quiero estar calva'. Yo era una obsesa con el pelo largo. De hecho, le cortaba el pelo a las muñecas para ponérmelo yo...", recuerda con nostalgia y una sonrisa en la boca. La solución no tardó en llegar: dos pelucas, una rubia y otra morena. "La rubia no me pegaba nada, y la morena era monísima, de media melena con flequillito".

Mediaset

Al final aquello no serviría para mucho, porque ha seguido teniendo el pelo muy fino, y además ahora se arrepiente de haberse hecho tantos cambios capilares que le han acabado pasando factura: "Yo me he he hecho muchas cosas en el pelo, y me lo he destrozado muchísimo con tintes, alisados, extensiones... me arrepiento muchísimo, porque tenía unos rizos de anuncio total. Con deciros que a los 12 años engañé a mi padre y ya llevaba extensiones de clip diciéndole que era mi pelo real...", relata entre risas. ¡Menuda pieza tenía que ser de pequeña...!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad