Las meteduras de pata de Sofía Cristo en su primer día en 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition'

La nueva edición de 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition' cuenta con la presencia de Olvido Hormigos, Rafi Camino, Sofía Cristo, Raquel Revuelta y Olfo Bosé. El día del estreno estuvo marcado por el momento 'tierra trágame' de la hija de Bárbara Rey, las lágrimas del torero y las críticas al menú 'decapitado'.

Olvido Hormigos, Rafi Camino, Sofía Cristo, Raquel Revuelta y Olfo Bosé, protagonistas de la nueva edición de 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition'
Cuatro

Olvido Hormigos, Rafi Camino, Sofía Cristo, Raquel Revuelta y Olfo Bosé son los protagonistas de la nueva edición de ‘Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition’. Durante una semana, estos cinco famosos intentarán demostrar sus dotes culinarias y conquistar los paladares de sus comensales para llevarse a casa el sobre con los 3.000 euros. La primera en enfrentarse a la prueba de fuego fue Olvido Hormigos, quien abrió las puertas de su casa en Los Yébenes (Toledo) al resto de participantes. Para que la emoción sea sincera, los famosos no conocen la identidad del resto de ‘adversarios’, algo que acabó jugando una mala pasada a Sofía Cristo durante la primera toma de contacto

Cuatro

Básicamente, la hija de Bárbara Rey no tenía ni idea de quiénes eran Raquel Revuelta y Olfo Bosé. Cuando llegó a casa de Olvido se topó con la modelo sevillana, a la que era incapaz de poner nombre pese a asegurar que la conocía. Al final, tuvo que ser la propia Raquel la que le desvelara su identidad.

Más de lo mismo pasó con Olfo Bosé. Al igual que la gran mayoría de la audiencia, la DJ se quedó un poco pillada al encontrarse con el sobrino de Miguel Bosé, sin duda, el menos conocido de los vips de esta edición. La joven se mostró apurada por no conocer al misterioso comensal, quien se tomó la situación con humor y comenzó a darle pistas hasta que adivinara de quién se trataba. Aunque no sabemos si al final le quedó claro quién era Olfo, a Sofía se le apareció el Señor cuando vio entrar por la puerta a Rafi Camino. “¡A ti sí te conozco!” exclamó visiblemente aliviada.

Cuatro

Otro de los momentazos de la noche fue cuando Rafi Camino acabó emocionándose al escuchar a Olvido Hormigos explicando lo que supone su hija pequeña en su vida. “Quedarme embarazada de Valeria es lo mejor que me pudo pasar. A ver, a los niños mayores los quiero con locura, pero Valeria vino en un momento que la necesitaba. Mis niños son mayores, son adolescentes, y están empezando su vida, y la niña es la alegría y la felicidad de la casa”, dijo la exconcejala. “Justo Valeria vino, que dije, de verdad, que era un regalo que me había hecho la vida. Un regalo que me hizo Dios en un momento que lo necesitaba”.

Los invitados tuvieron el honor de degustar un menú de ‘película’: ‘La vida es bella’ (un pastel de merluza con langostinos), ‘El bueno, el feo y el malo’ (codorniz al horno) y ‘Un tranvía llamado deseo’ (panna cotta de mango). Pese al esfuerzo, quitando el postre, los platos de la anfitriona no fueron aptos para todos los paladares.

Cuatro

Olvido no entendió muy bien el descontento general al descubrir que les había intentado colar unos langostinos ya cocidos por producto fresco y elaborado por ella misma… Además, hubo un problemilla con el plato principal, la codorniz al horno. Mientras que Sofía Cristo acabó comiéndoselo por no hacerle el feo a la anfitriona, aunque no le hacía mucha gracia eso de que la salsa llevara vino, fue Raquel Revuelta la que montó el numerito y se negó a probar bocado. “Estoy viendo un cuerpo decapitado”, afirmó rotunda. Durante las votaciones, Rafi y Raquel le dieron un 7 mientras que Olfo y Sofía se quedaron un poco menos satisfechos y le dieron un 5 cada uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad