Operan, de urgencia, a Marisa Jara a causa de un tumor

La modelo Marisa Jara ha sido intervenida de urgencia a causa de un tumor que se encontraba cerca del colon, una enfermedad que se suma a otros problemas de salud de la sevillana.

image
Gtres

Marisa Jara ha tenido que ser hospitalizada, de urgencia, en la Fundación Jiménez Díaz, mismo hospital en el que se encuentra Terelu Campos, concretamente en la misma planta, tras someterse a una doble mastectomía, para ser intervenida de un tumor cercano al colon que los médicos le han extirpado, según desvela la revista 'Corazón'. Tal como cuenta la publicación, se trata de un liposarcoma, un tipo de cáncer poco común que puede producirse en las células grasas de cualquier parte del cuerpo, aunque en la mayoría de los casos, se da en los músculos de las extremidades o del abdomen. Las primeras noticias sobre el resultado de la operación parece que apuntan a que se ha podido extirpar totalmente, pero ahora debe ser analizado para determinar sus características concretas y ver si precisa de algún tipo de tratamiento posterior, como radioterapia o quimioterapia.

La joven recibió la noticia de que la tenían que intervenir hace una semana tras someterse a unas pruebas rutinarias. Ingresó el pasado lunes para ser operada, y ha estado rodeada de su familia durante todo el proceso: "Sus hermanos y su madre no se han separado de ella ni un solo memento".

En estos momentos, la modelo sevillana, ex pareja de Manu Tenorio, se encuentra recuperándose de la operación. "Ahora Marisa está totalmente limpia, pero tendremos que esperar para saber qué tipo de tumor es y si es benigno o no", han explicado en el entorno de Marisa, que tendrán que esperar resultados del informe del patólogo. Su representante ha indicado que ya se encuentra en planta y "está muy optimista". La modelo ha mantenido el optimismo incluso llegando a sorprender a los suyos.

View this post on Instagram

Bienvenido Otoño🍁🍂

A post shared by MARISA JARA (@marisajarab) on

A sus 38 años, Marisa vuelve a enfrentarse a graves problemas de salud. El pasado año, publicó un libro titulado 'La talla o la vida', en el que dio detalles sobre la bulimia nerviosa que sufrió durante años y el trabajo que le costó superarla. El peso se convirtió en una obsesión en su vida; "Mi vida era un constante dilema entre mis problemas de peso y mi relación con la comida. Mi ansiedad estaba constantemente al acecho. No podía pretender comer de la misma manera y mantener una talla 36", explicaba ella misma. Ahora su batalla es contra el cáncer, pero su fuerza y su carácter guerrero podrán con todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad