Claudia Martínez, ex tronista de 'MYHYV', desvela su calvario como mujer maltratada: "Me cogió del cuello, me estampó contra la pared y me gritó"

La ex viceversa no siempre ha tenido una vida de color de rosa: cuando era muy joven, un novio le hizo la vida imposible, e incluso le llegó a poner la mano encima, pero ahora, habiendo salido de todo eso, ha querido, entre lágrimas, contar su experiencia para ayudar a otras mujeres.

Claudia Martínez, tronista de MYHYV, cuenta su pasado como mujer maltratada
Mediaset

Cuando la vida se tuerce, muchas veces nadie de alrededor se da cuenta hasta que, lamentablemente, ya es demasiado tarde. De eso sabe mucho Claudia Martínez, la influencer y ex tronista de MYHYV, y es que ella, a sus 22 años -y cabiendo todavía en esa tanda de jóvenes llamados 'post adolescentes'-, ya ha sido víctima de malos tratos. Suena tan cruel como irreal, pero la historia que ha contado en su canal 'Amore', de MTMad, es tan real como las lágrimas que derrama mientras recuerda todo el horror que vivió con sólo 19 años, cuando conoció a un chico de fiesta y, a las pocas semanas de empezar a salir, todo se tornó negro: comenzaron "los insultos, los celos locos... y todo ello fue aumentando progresivamente por tener amigos (algunos de toda la vida): quién es éste, por qué lo conoces, de qué lo conoces, te has liado con él... decirme también que no me pusiera según qué ropa porque era “una guarra”... No sé cómo pude permitir que una persona me hablara así. No me daba cuenta", relata Claudia.

Mediaset

Uno de los episodios más duros que recuerda (aunque ha tratado de olvidarlo, pero algo así marca para toda la vida) es el de la paliza que le dio su ex nada más llegar a casa: "A mí también me gusta mucho hacerme fotos, en bikini o con más ropa, y para mí es lo más normal del mundo. Una vez puse en Instagram una foto en bikini y, cuando llegué a casa, me cogió del cuello, me estampó contra la pared y me gritó que cómo podía subir esa foto, que era una guarra, una puta... me tiró contra un escritorio y me hizo un moratón enorme en la pierna".

Mediaset

Si Claudia ha contado todo esto, es para tratar de ayudar a otras mujeres que puedan estar viéndola y que se puedan sentir identificadas: "A partir de ahí es cuando empezó a ponerme la mano encima. Luego, obviamente, se disculpó, me dijo que nunca le había pasado eso, y era mentira: cuando empecé con él su ex novia me escribió y me dijo 'Claudia, cuidado con este chico, porque yo le he puesto una denuncia porque me pegaba'. Él me dijo que estaba loca, que era una despechada... y le creí a él, hasta que vi que era verdad. Me dijo que a él nunca le había pasado eso, que iba a cambiar, que nunca más me lo iba a hacer. MAL. No cambia: si te pone la mano encima una vez, lo va a hacer dos y tres y cuatro... y a mí me la puso muchas veces", relata.

Mediaset

Además, desvela que muchas de las cosas que cuenta no las saben ni sus padres, pero ha querido hacer este ejercicio de catarsis para liberarse de aquello diciéndolo en voz alta: "Cogerme del cuello, empujarme, chillarme, tener que entrar su hermana en la habitación y decirle 'te estás pasando'... me trataba así a mí y a su madre. No sé si era patológico ni qué le pasaba con las mujeres, pero no le encuentro explicación lógica".

¿Otro de los episodios más duros? Cuando estuvieron a punto de matarse conduciendo por culpa de él: "Íbamos discutiendo en el coche y me cogió el volante, y casi tenemos un accidente". O su día a día viviendo con un maltratador: "De yo llegar a casa de él y decir 'a ver cómo le encuentro hoy: ¿me va a gritar? ¿me va a pegar? ¿va a tener que venir el vecino para ver qué pasa?', porque eso pasó", recuerda a lágrima viva.

Mediaset

Claudia dejó de ver a sus amigas, dejó de salir de fiesta, él le cotilleaba el móvil cuando quería, no podía subir las fotos que le apetecía a las redes sociales... y cada vez que la maltrataba física o psicológicamente "siempre era lo mismo: voy a cambiar, voy a cambiar, voy a cambiar... voy a buscar ayuda... yo no sé cómo pude estar enamorada... bueno, enamorada no, porque yo ahora estoy con Abraham, he tenido 4 parejas, y ahora me doy cuenta de que realmente enamorada sólo he estado de Abraham. Es una relación súper sana y no tiene NADA que ver".

¿Y cómo y por qué lo dejó con él? "Si estáis viviendo algo así, por favor, CORTADLO. Sé que es difícil, e incluso para mí lo fue, porque no le dejé por pegarme o insultarme... ¡le dejé porque ligaba con otras! Yo me di cuenta, y evidentemente no soy tonta...pero le dejé por eso, que ahora lo pienso y digo 'Claudia, hija...'. A día de hoy lo pienso y sé que eso no es una pareja. Eso es una dictadura. Maltrato. Y eso no se tiene que permitir".

Y añade, ya con media sonrisa en la cara: "Cuando se acabó la relación, mis padres me llevaron a una psicóloga para mujeres maltratadas. Yo no me consideraba eso, pero tampoco sabía qué hacer. Pensaba que se acababa el mundo, la verdad, y no sabía qué iba a hacer sin él. Y al contrario: se me abrió el mundo", confiesa, feliz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad