Belén Esteban se vuelve a ver las caras con su ex marido

La colaboradora de 'Sálvame' estaba lista para dejar resuelta la demanda contra su ex marido, Fran Álvarez, pero el juicio ha quedado aplazado hasta el 5 de junio por culpa de uno de los testigos.

Kiko Hernández, sin quererlo, se ha convertido en el gran protagonista del juicio por la demanda que Belén Esteban interpuso a una persona que había grabado una discusión de la 'Princesa del Pueblo' con su ex marido, Fran Álvarez. Y no ha sido precisamente por lo que ha declarado, sino todo lo contrario. Belén Esteban, Fran Álvarez y Toño Sanchís han vuelto a verse las caras en los juzgados. A primera hora del hoy, 24 de octubre, la colaboradora de 'Sálvame' llegaba al juicio con una gran sonrisa pero algo nerviosa –como ella misma ha confesado–, y de la mano del su futuro marido, Miguel Marcos. La cita nada tenía que ver el litigio que Belén mantuvo con su ex representante y que finalizó con la victoria de ella. Toño se veía obligado a pagar a su ex representada 600.000 euros más las elevadas costas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Esta visita se debe a la demanda que Belén puso hace justo un año, en septiembre de 2017. Por aquel entonces, la de Paracuellos afirmó en su programa: "Os voy a crujir porque estoy harta". Luego anunció que había demandado a su exmarido, Fran Álvarez, por una supuestas fotos íntimas que le hizo un amigo de éste, así como unas conversaciones privadas que grabó entre ella y Fran.

Gtres

Una cita a la que también estaba 'convocado' Toño Sanchís, que hacía acto de presencia con semblante serio, cabizbajo y sin querer hacer declaraciones.

Gtres

El exmarido de Belén Esteban, Fran Álvarez, llegaba a los juzgados con gafas de sol y acompañado del periodista Aurelio Manzano. El momento que ha sorprendido a todos los presentes ha sido cuando Fran y Toño se han abrazado, algo inesperados incluso para la propia Belén, que estaban algo nerviosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Por su parte, Belén Esteban contó con el apoyo de su compañera de programa, la periodista María Patiño, que estaba citada como testigo en el juicio y que llegaba con una enorme maleta de ruedas.

Gtres

Pero finalmente, el juicio ha tenido que ser suspendido. ¿El motivo? Otro de los testigos, Kiko Hernández, ha llegado tarde al juicio, al tener un problema con su vehículo. Por este motivo, el juez ha decidido aplazar el juicio hasta el 5 de junio.

Belén estuvo charlando con sus compañeros de programa y con los abogados. No sabemos qué le diría a Kiko Hernández...

Siempre ante la presencia de Miguel, que no le soltó la mano en ningún momento. Sin duda, esto demuestra que nada ni nadie será capaz de empañar el feliz momento que vive la pareja, que está inmersa en los preparativos de su boda. Después de cinco años de relación, Belén y Miguel se casarán el 22 de junio de 2019 en una finca situada cerca de Alcalá de Henares.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad