Aitana Ocaña entona el 'mea culpa' por la polémica en torno a una de las ilustraciones de su libro

Tras reconocer que una 'coach literaria' le ayudó a dar forma a los textos de su primer libro, 'La tinta de mis ojos', una fotógrafa acusa a la cantante de haberse inspirado en uno de sus trabajos para crear una de las ilustraciones sin darle ningún tipo de crédito.

Aitana Ocaña reconoce haber 'robado' una fotografía a modo de inspiración para su libro
Gtres

De un tiempo a esta parte, los famosos están como locos por sacar libros firmados con su nombre. Pese a que en muchos casos la autoría real de los escritos se ponga en duda, utilizando muchos de ellos a los populares ‘negros’ para hacer verdaderamente el trabajo de escritura, esta inaceptable práctica sigue estando muy vigente gracias a los cuantiosos beneficios que reporta tanto a las editoriales como a los famosos que dejan explotar su nombre a cambio de dinero ‘calentito’. Sin embargo, a Aitana Ocaña la publicación de su primer libro le está trayendo más de un quebradero de cabeza. Y es que Manolete, ¡si no sabes torear, pa qué te metes!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Hace menos de dos semanas, la aclamada concursante de ‘OT 2017’ presentó ‘La tinta de mis ojos’, una recopilación de ilustraciones a carboncillo y tinta de su cosecha, así como textos y poemas, en una conocida librería de Madrid, contando con la presencia de Sandra Barneda como moderadora del turno de preguntas con los periodistas. Tan sincera como acostumbra, la propia cantante reconoció haber contado con una “coach literaria” para dar forma a los textos.

“Cuando salí [de ‘OT 2017’] me propusieron la idea de escribir un libro. Yo pensé: ‘nunca he hecho un libro en mi vida, yo no escribo, no sé cómo hacerlo. Siempre he tenido faltas de ortografía y nunca me he sabido expresar muy bien, no sé cómo lo voy a hacer”, reconoció la intérprete de ‘Lo malo’.

Si ya de por sí este hecho ha sido fuente de incontables críticas, ahora se suma que la autora de la fotografía en la que se inspira una de las ilustraciones que aparecen en el libro ha denunciado públicamente que se han apropiado de su trabajo sin pedirle autorización. La afectada es una joven llamada Bianca Castellar Calvani, quien ha demostrado a través de su cuenta de Instagram que una fotografía que le hizo a su hermana es claramente la inspiración para uno de los dibujos de Aitana.

View this post on Instagram

I am extremely upset about this book. I’ve known about this situation for a couple of days now and I’ve been trying to process how I feel about it because this is not the first time that I’ve had issues with my work being copied or manipulated by others without my knowledge or consent for profit. It’s crazy because this is from JULY, and I am just now finding out thanks to a fan. Let me be extremely honest here, I am struggling as a creative. Being based in Virginia does not allow for me to take advantage of opportunities that are presented to me sometimes, and I work very hard from home to make a name for myself. I have a very small platform compared to the subjects that I photograph, and while my work may easily circulate without being credited, it does not excuse other creatives excluding me as the source when they are using my work as a base for theirs. My shot of Natalia (my sister) in the red sweater has been viewed by millions and reposted by the hundreds of thousands across the internet and social media. That image has been the subject of lectures in arts classes told to me by a professor from Milan and posted on hundreds of moodboards by big companies all around the world. I am TIRED of not being able to enjoy those accomplishments because I am not being given the credit that I deserve. This entertainer @aitanax puts in her post that she has put her illustrations alongside her poems in the book she has published. I wouldn’t have been bothered by this had she stated that they were also alongside her versions of work she was inspired by. It’s misleading, and it makes me wonder how many other artists she has done this to. I’m making this post in hopes that she sees it, and that you all credit those that create, whether it’s for you or your enjoyment as a fan. I have gotten booked for being tagged on big platforms, it’s insane what something so small can do, and it costs you nothing! I refuse to stay silent on this problem, especially in the industry, even if it means burning bridges. #CallItOut #AitanaOcaña

A post shared by BIANCA CASTELLAR CALVANI (@biancacastellarcalvani) on

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La autora de la instantánea, mediante un extenso mensaje en inglés, asegura estar muy molesta con el libro, ya que no es la primera vez que le pasa algo parecido mientras lucha por abrirse un hueco en el difícil mundo de la fotografía. Además, reflexiona que no estaría tan molesta si hubieran reconocido la inspiración original, pese a que no le hubieran pedido expresamente permiso. Y es que, pese a su falta de relevancia dentro de la industria, esto “no justifica que otros creativos me excluyan como fuente cuando utilizan mi trabajo como base para el suyo”.

"Es engañoso, y me hace preguntarme a cuántos artistas ha hecho esto… Me niego a guardar silencio sobre este problema, especialmente en la industria, incluso si eso significa quemar puentes", denuncia la joven.

Ante sus palabras, Aitana ha decidido saltar a la palestra para defender su trabajo. “En mi libro aparecen tres retratos, dos de ellos (dos de los rostros) están firmados por un documento de derechos de imagen porque yo misma quise encargarme de que eso quedara listo y bien hecho (...) En cuanto al tercer retrato lo dibujé hace dos años con una fotografía que encontré en Tumblr, ni siquiera estaba etiquetada la autora de dicha fotografía y además lo hice para mi blog de dibujo en segundo de bachillerato. Estuve buscando durante un tiempo de dónde pude sacar esa fotografía y, cuando la encontré de nuevo en Tumblr, no ponía ni de quién era la fotografía, ni quién era ella”, señala a través de un comunicado en Twitter.

Estuve pensando mucho si publicar ese dibujo o no y finalmente pensé que al ser algo diferente a la fotografía no pasaría nada, error mío. Yo me pongo en contacto con la autora de la fotografía para que su reconocimiento pueda estar en el libro. Es lo más correcto y lo más coherente. Gracias”, añade la catalana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad