Sabemos por qué se ha mosqueado la madre de Laura Matamoros con ella

La ex gran hermana desveló por qué su madre no tiene el horno para bollos desde que fue a la casa de gran Hermano, y todo tiene que ver con Makoke...

Laura Matamoros
Laura MatamorosInstagram

¡Ay, que se nos ha cabreado Marian Flores! Para quien no sepáis aún quién es, Marian es la madre de Laura Matamoros y, por tanto, la ex mujer de Kiko Matamoros. La buena señora se ha cogido un "mosqueíllo" con su hija, y es que, después de que ésta pasara por la casa más famosa de Guadalix de la Sierra (por no decir de España), a Marian no le han parecido bien ciertas actitudes de su hija con Makoke, con la que ha tenido siempre sus más y sus menos, a la que ha puesto a caer de un burro si ha hecho falta... pero con la que mantenía una relación más o menos cordial por el bien de la relación de su padre (aunque al final no sirviera para nada, porque la pareja decidía tirar por la borda 20 años de relación, 2 de ellos casados).

El caso es que, cuando Laura acudió a la casa para tener una conversación con Makoke y darle ánimos, las dos parecían bastante contentas de verse la una a la otra (en especial la concursante, porque era lo más cerca de su entorno que iba a estar hasta que salga de la Casa), se dieron un abrazo, dos besos, hablaron animadamente... vamos, que a Marian, después de comerse todas las broncas públicas de su hija con la ex modelo, no le ha parecido bien que ahora se muestren tan cariñosas, sobre todo Makoke: "Yo en ese momento me quedo paralizada. No sé si me lo está diciendo de verdad o de mentira. Nunca me había dicho ‘te quiero’ de esa forma", explicó Laura en 'Sálvame'.

Mediaset

"Entiendo su situación… estar ahí metida y ver a alguien conocido que te relacione con tu familia puede ser tomado de cierta manera. A mí me parece excesivo, pero bueno...", añadió la hija de Kiko Matamoros.

Eso sí, a pesar de estar molesta, Marian no le ha echado nada en cara a su hija, porque al final también es trabajo: "Sé que a mi madre no le sentó bien, pero no me ha reprochado nada de ese encuentro", señaló Laura, antes de añadir: "Que yo me haya olvidado de todo lo que ha pasado no quiere decir que yo me haya olvidado de todo lo que he dicho de ella, que lo sigo manteniendo porque lo he vivido así, de esa manera". Vamos, que se llevan bien... pero nunca van a tener una relación como le hubiera gustado a Kiko. ¡Y ahora que se han separado, mucho menos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad