Miriam Saavedra vuelve a sacar de quicio a sus compañeros

La peruana decide ponerse a cantar mientras sus compañeros duermen la siesta y Makoke ¡se enfrenta a ella!

Miriam Saavedra y Makoke gh vip
Telecinco

La casa de 'GH VIP' no duerme, pero literalmente. Miriam Saavedra es sin duda el gran personaje de esta edición, aunque tiene tanto seguidores como detractores. Estos últimos parece que están aumentando tras las actitudes de la peruana dentro de Guadalix. Después de recibir a Hugo Castejón al más puro estilo Invernalia (por la frialdad con la que le trató), Miriam ha vuelto a provocar otra de las grandes broncas en 'GH VIP'. La casa estaba en calma, muchos de los concursantes habían aprovechado un ratito para tumbarse en sus camas y echarse la siesta, pero la tranquilidad iba a durar muy pero que muy poco... Y Miriam es, otra vez, la protagonista de esta bronca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tony, Makoke e incluso el Koala estaban durmiendo plácidamente cuando Miriam comienza a deleitarles con una canción. Mónica, que era una de las que estaba despierta, se quejaba de la actitud de su archienemiga tachándola de maleducada. Como era de esperar, Miriam consigue robarles el sueño a sus compañeros, que al principio le piden si puede dejar de cantar o seguir haciéndolo pero en otro sitio. "¿Te importa irte a otro lado?", le pide Asraf.

Telecinco

Viendo que no iba a parar, se levantan y se marchan a la cocina. Allí, le reprochan su falta de respeto, mientras ella sigue a lo suyo diciéndoles que es también su casa y hace lo que quiere. Makoke, que la tiene ganas desde que dijo que se lió con Carlos Lozano, no se puede aguantar: "Pero, ¡qué mala educación tienes!".

Telecinco

Suso, que no se levanta de la cama, y sigue con Aurah tumbado, le echa en cara lo que está haciendo, y así comienza una pelea a gritos entre la habitación y la cocina. Según Kiko Hernández, Miriam está echando a perder su concurso porque hay actitudes que no tienen excusa. Incluso, ha llegado a decir que está "se está despeñando". Además, critica a el Koala, que como amigo y también víctima de lo ocurrido, tendría que haberle dicho que no lo estaba haciendo bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo