Omar Montes colma de regalos a una niña con cáncer que deseaba conocerle

Aunque levante tantos odios como aplausos, no se puede negar que el novio fijo-discontinuo de Chabelita tiene un corazón que no le cabe en el pecho. ¡Menudo detallazo ha tenido con una pequeña enferma de cáncer!

Omar Montes
Gtres

Para muchos, Omar Montes podrá ser lo que sea; se le podrá dar hasta en el carnet de identidad por decir que lucha por el amor de Chabelita pero luego le salen novias y rolletes de debajo de las piedras; podrá gustar más o menos su música... pero lo que no se puede negar es que Omar tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Si hace poco pudimos verle en su salsa con su familia y amigos en su barrio de toda la vida (Pan Bendito, en Madrid) comportándose como el chico normal que es y abriendo las puertas de su casa, esta vez le hemos podido ver, gracias a que él mismo lo ha compartido en sus redes sociales, teniendo un precioso detalle con una niña enferma de cáncer, Aiara, cuyo deseo era conocerle. Y lo ha conseguido todo gracias a Instagram.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Al parecer, tal y como él mismo ha contado en su cuenta de Twitter, la familia se puso en contacto con él, y a Omar le faltó tiempo para irse a una juguetería, conseguir un cargamento industrial de juguetes y marcharse raudo y veloz hasta Barcelona para sorprender a la pequeña, y es que es un tema que le toca de cerca: él también tiene un niño pequeño, y sólo de pensar en que él podría estar en esa misma situación, se le ha ablandado el corazón, como nos pasaría a cualquiera. ¡Qué bonito!

Él mismo ha contado en un par de vídeos que ha compartido en Twitter que llegaban con "7 kilos de juguetes. Los hemos pesado", y aunque han preferido no mostrar la cara de la pequeña, nos podemos imaginar el sorpresón que se ha debido de llevar. ¡Sólo por eso habrá merecido la pena! ¡Te comemos el corazón, Omar!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eso sí, ni siquiera en un momento tan tierno como ese ha podido hacer un chascarrillo sobre Isa Pantoja, su ex, con el que ha conseguido hacer reír a todos los presentes: mientras le contaba a la pequeña todo lo que le había comprado, soltó una pullita (por no decir PULLAZO) a la hija de la tonadillera: "...y luego aquí la Barbie Pocahontas, que me recordaba a Isa y te la he comprado". Si no hubiera sido por eso, ¡habría salido todo redondo! ¡Bien por Omar!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad