Elle Macpherson, ¡aparatosa caída en plena calle!

Tras hacer unas compras en una floristería de Sídney, la modelo se dispuso a entrar en su coche con tan mala fortuna que dio un traspié y acabó tendida en la acera. ¡Qué manera de estropear el glamour del momento!

Elle Macpherson protagoniza una aparatosa caída al intentar entrar en su coche
Gtres

Errar es de humanos, y pegarse algún que otro batacazo de vez en cuando pues también. A todos nos ha pasado alguna vez de ir tranquilamente andando por la calle, dar un mal paso y acabar repanchingado en el suelo. Un momento ‘tierra, trágame’ que se ve magnificado si, en vez de ser un mero mortal, te conviertes en Elle Macpherson y tienes detrás un nutrido grupo de paparazzis siguiendo tus pasos. El embarazoso incidente se produjo cuando la top model, toda divina ella, salía de comprar un ramo de flores en una floristería de Sídney. Tras saludar a los medios, pidió por favor que le dejaran de hacer fotos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

¿Le hicieron caso? Pues va a ser que no, pero de lo contrario, ¡nos hubiéramos perdido el momentazo! Y es que ver a Elle comprando flores no es especialmente apasionante, pero la cosa mejora si la historia termina con ella rebozada por el suelo…

La exmodelo, alta, guapa, estilizada, luciendo un ‘total black look’, se dispuso a entrar en su coche con tan mala fortuna que dio un traspié y acabó tendida en la acera, estropeándose así el glamour de la escena. Si es que hay que tener siempre cuidado en mirar por dónde pisas (o quitarse las gafas de sol antes de llevar a cabo una 'actividad de riesgo').

Gtres

Para redondear el momento, su chófer, que momentos antes le había abierto galantemente la puerta del establecimiento tal y como se merece una estrella de su categoría, vio a cámara lenta como su jefa se ‘venía abajo’ sin darle tiempo a reaccionar. Eso sí, no hay de qué preocuparse, que tanto Macpherson como el ramo de flores salieron indemnes de la tragedia. ¡Y nosotros que nos alegramos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si ya de por sí es embarazoso caerse y que todo el mundo lo vea, hay que sumar que siempre habrá algún gracioso que te recuerde públicamente el incidente. Eso es lo que le pasó a la pobre modelo australiana cuando, días más tarde, presentó ante los medios su nueva línea de cosméticos. Al salir del acto, entre la muchedumbre congregada, se pudo oír una voz masculina preguntarle a viva voz si ese día no tenía pensado caerse. ¿La reacción de Elle? Tomarse el comentario con calma y seguir sonriendo como si nada. ¡Podrá estar un poco torpe, pero la clase todavía no la ha perdido!

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad