Kiko y Makoke: estalla la guerra entre la ex pareja

Antes estaban contenidos, pero desde que la rubia ha salido de su encierro, vuelan los dardos envenenados.

Se separaron hace tres meses y al principio todo fueron buenas palabras. Es más, tanto Kiko Matamoros como Makoke se pasearon por los platós con los ojos llorosos para hablar del inmenso cariño que se seguían teniendo. Sin embargo, todo ese buen rollo se ha convertido ahora en una guerra que parece no tener fin. El detonante ha sido las declaraciones vía exclusiva que ofreció Makoke después de salir de Gran Hermano VIP 6. La rubia no se corta: se presenta como una mujer desenamorada y dolida, además de asegurar que tanto su hijo como su madre ayudaron económicamente a Kiko en una época difícil. “Javi ha sido muy generoso con nosotros. Casi todas las botellas de vino Vega Sicilia que han entrado en casa las ha traído mi hijo”, soltó.

Agencias

Ante esas palabras, las que más han dolido al colaborador, Kiko llamó a su ex mujer y terminaron colgándose el teléfono. “Es verdad que hemos discutido. Por esta nueva Makoke siento pena”, explicó en Sálvame. “Yo he ganado muchísimo dinero y lo han disfrutado todos, la novia de Javi incluida, que se pasó dos años viviendo en casa. ¿Estamos locos? Yo ahora vivo en un hotel y puedo pagarme los 8.000 euros al mes que me cuesta”, añadió.

Agencias

Kiko y Makoke no se han visto

Para Kiko, las palabras de Makoke responden a una “necesidad de venganza”. Por el momento no se han visto las caras, a pesar de que él va a la casa que compartían cada tres días para recoger ropa. “Ya no tengo nada que hablar con él. He llorado mucho, pero no consiento que me llame ingrata”, explicó ella.

Kiko, por su parte, aprovechó su sección en Sálvame para contar claramente los motivos de su ruptura . “Antes de casarnos se enteró de una infidelidad, pero lo superamos. El detonante fue cuando Makoke descubrió que le había dado 1.000 euros a una chica porque tenía problemas económicos. También hice un comentario muy desafortunado sobre su madre”, aseguró.

Agencias

Además, Matamoros también quiso dejar claro que él nunca ha tenido intención de recuperar a su ex. “Cuando ella me dijo que me fuera, no hago ademán de volver. Yo en esa casa ya empezaba a sentirme incómodo por una forma de entender las relaciones que no me gustaba. Y no quiero ir más allá”, se justificó. Nada más separarse, el colaborador de Telecinco dijo que nunca se quitaría la alianza, pero ya no la lleva. “No me claves más puñales por la espalda”, soltó ante las cámaras para que lo viera su ex.

“Ella le quiere”

Pese a que la comunicación es nula, tanto a Kiko como a Makoke no les va a quedar más remedio que hablar. La rubia tiene pensado vender la casa que compartían, un chalet que está a su nombre, pero donde Kiko también ha puesto dinero. “Tenemos un contrato privado y el día que se venda a él le corresponde lo que me ha prestado y se lo voy a devolver. Soy otra con un nuevo proyecto de vida”, contó Makoke.

Agencias

También tendrán que tener contacto por su hija Ana, que ahora estudia en Milán, una niña que ha decidido por el momento no tomar partido. “Ella le quiere y va a estar al lado de su padre. Ana sabe todo porque cuando yo me enteré (de la infidelidad de Kiko) ella estaba presente. Mientras yo estaba encerrada, también hay mucha gente que se ha acercado a hablar con ella. Sabe mucho, pero no me quiere contar”, confesó la rubia.

Nuevas ilusiones

Agencias

En medio de todo este huracán, tanto Kiko como Makoke han tenido tiempo para volver a ilusionarse. Dicen que Matamoros bebe los vientos por Sofía Suescun, que ya no está con Alejandro Albalá. Aunque él asegura que no ha pasado nada, también reconoce: “Me encantaría.”. Vamos, que una noche loca igual ya se han regalado…

Agencias

Por su parte, la malagueña ha tonteado en la casa con Tony Spina, un chico que le ha dejado huella. “Le echo mucho de menos. ¡He tenido una química con él! Tiene 16 años menos que yo. Fíjate, las novias de Kiko tienen 40 menos”, dijo. ¡Menuda pullita a su ex…! Además, añade “Estoy confundida. He sentido algo especial”.

Se quieren deshacer de la casa compartida hasta ahora

Agencias

Kiko y Makoke tienen ahora que resolver el tema de la casa que compartían en la urbanización La Finca. La rubia quiere venderla ya. Está a su nombre, pero firmó un contrato privado con su ex por el que está obligada a devolverle lo que él ha ido poniendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad