Así será la nueva vida de Sofía Suescun en su nuevo piso de Madrid

La ex gran hermana ha estrenado piso y nueva vida en la capital: atrás ha dejado su Pamplona natal... pero no del todo: sus perros, sus gatos y hasta su madre ¡la siguen allá donde va!

Sofía Suescun en un Ferrari en Los Ángeles
InstagramSofía Suescun

La vida de Sofía Suescun ha dado un vuelco desde que se diera a conocer en 'GH 16': tras la ganar la edición, recorrerse los programas de Mediaset (incluido, claro, el trono de 'MYHYV'), convertirse en influencer y arrasar también con el premio de 'Supervivientes 2018', Sofía, a sus 22 años, tiene ya dinero como para ponerse un piso a ella y otro a su madre. Y, de hecho, es lo último que ha hecho: la pamplonesa ha estrenado su nuevo canal en MTMad ('Los mundos de Sofía') por todo lo alto, enseñando su nuevo "pisito de soltera" en Madrid. Por fin se ha decidido a abandonar su Pamplona natal para estar más cerca de las oportunidades laborales que le salen (la mayoría en la capital de este nuestro reino), pero no es el definitivo: es un pisito de lo más 'cuco' (que es lo que se dice cuando es enano), y será de paso hasta que encuentre la casa de sus sueños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mediaset

Si os dais cuenta, más arriba hemos entrecomillado lo de "pisito de soltera", y es que Sofía no va a vivir esta aventura sola: se ha llevado a sus dos gatos y a sus dos perros (Yaco y Lucía)... y la que faltaba, por supuesto, era ¡su madre! Maite Galdeano también ha llegado a la capital, pero ella más bien lo hace para quemar la capital. La nueva serie 'Arde Madrid', de Paco León, se queda corta con lo que esperamos de la pamplonesa.

Mediaset

Mediaset
Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mediaset
Mediaset

"No tengo ni idea de cómo va a ser la convivencia aquí con mi madre, porque es un cambio muy grande, pero bueno, todo lo hacemos juntas. Me hace mucha falta en mi vida, me da muy buenos consejos y necesito que esté aquí conmigo", señalaba Sofía mientras acariciaba a sus cuatro mascotas: "La gente a veces me dice que estoy loca, pero unos tienen hijos, otros tienen otros gustos... pues a mí los animales es lo que me llena", aclara.

Mediaset

Tras mucho recoger para que su madre viera que no es una chica desordenada, Sofía, por fin, le abrió la puerta a su madre, que ya veía las posibilidades que tenía el pisito y sus trepidantes planes en Madrid: "Qué siestas me voy a echar aquí", dijo señalando el sofá. Todo energía.

Mediaset

Maite estaba loca de contenta por irse a vivir con su hija, a la que quiere, adora y hasta malcría, a juzgar por sus comentarios: "Qué felices vamos a estar, cariño. Yo quiero siempre estar así, a tu ladito. Quiero ser tu esclava si hace falta. Voy a ser tu sirvienta. Voy a tener todo como el oro y la plata. ¡Te como a besos! ¡Me apasionas, mi vida! Estoy cansadísima, pero te veo y se me ilumina el corazón", señalaba, aunque la alegría no duraba demasiado: Maite vio ropa tirada en el suelo, los cacharros sin fregar... y se le cambió la cara: “Pero esto lleva aquí varios días, ¿no? Madre mía, y a ver qué cocinamos...". "Esto va a ser muy bonito", añadía Sofía. ¡Ya verás que bien te lo pasas, Maite...!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad