Omar Montes desvela su pasado como víctima de bullying, acoso y palizas

El cantante, y novio fijo-discontinuo de Chabelita, ha querido sincerarse con su creciente comunidad de fans... y parece que no es oro todo lo que reluce porque, hasta que ha triunfado, la vida no ha sido nada fácil para él

A veces, cuando vemos a los famosos triunfar, pensamos que la vida se ha portado muy bien con ellos. Sin embargo, en muchos casos no es así, y una larga lista de famosos ha desvelado de un tiempo a esta parte los casos de bullying que han sufrido desde pequeños o los de acoso sexual que muchos artistas han padecido en sus trabajos. En España, nuestros famosos no están hechos de una pasta distinta, y el pasado de algunos da hasta escalofríos. De hecho, el último en mostrar su verdad ha sido el cantante, y novio de Isa Pantoja, Omar Montes, que ha utilizado su plataforma en MTMad (su canal 'La vida mártir') para confesar que, de pequeño, fue víctima de acoso por parte de algunos de sus compañeros y conocidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mediaset

Charlando con su familia, Omar se ha abierto en canal y, ayudado por su madre y sus abuelos, ha recordado esa época tan oscura: "Cuando era pequeño íbamos de vacaciones al pueblo y le daban, como dice, la vida mártir. Ha tenido muchos altercados allí, y siempre iban detrás de él para poder pegarle. ¿La típica historia de la tapia del cementerio (le tiraban por encima al otro lado)? Pues yo estaba detrás y lo viví con él, allí medio llorando. Siempre estaba detrás de él, porque sabía que se la iban a dar. Siempre hemos tenido esa serie de problemas. De hecho, mi padre, muchas veces, iba y espiaba fuera del colegio desde la esquina para ver si salía bien", explicaba su madre, y añadía Omar: "Me llamaban siempre gitano, moro... y mira que mi abuela intentaba ocultar que yo era gitano y moro para que no me hicieran daño...".

Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Los niños eran muy malos. Siempre al niño que era diferente. Había otros dos niños que eran gitanos y, como era un colegio de payos, nos discriminaban, nos pegaban... Yo tenía todo en mi contra, y siempre que llegaba a un sitio era el raro", recordaba amargamente Omar.

Mediaset

El cantante, además, quiso recordar con detalle, en la privacidad de su habitación, todo lo que había sufrido de pequeño y lo mal que le habían tratado por su aspecto físico: "Antes me pegaban, me hacían bullying, estaban todo el día jodiéndome... y ahora todos quieren ser amigos míos. Y yo no he cambiado tanto, pero parece que cuando uno canta, o hace algo que despunta, la gente le quiere más. Y las chicas igual: antes no me querían y de repente noto rollos raros, como que se quieren acercar a mí. Si me lío con una, rápido quiere ser mi novia... antes me liaba con alguna cuando podía, porque como era gordito, feíto... siempre estaba solo. Tampoco tenía casi amigos, la gente iba a su bola, me insultaban, me traicionaban... y ahora, de repente, todos me llaman y quieren ser mis amigos y me invitan a sus fiestas. ¿Por qué? ¿Porque he adelgazado, soy campeón de boxeo, canto y hago cosas?", se pregunta amargamente.

Mediaset

Eso sí, Omar no cambiaría nada de su pasado porque es lo que le ha hecho ser el hombre que es hoy, y todas esas vivencias le han hecho madurar: "Yo soy la viva imagen de una persona de la que se han reído y a la que han traicionado. Yo veo la falsedad de la gente. Este mundo es así, aunque joda admitirlo. Lo que quiero decir con esto es que si yo he podido, vosotros podéis el doble, porque yo he sido un gilipollas toda la vida. Yo confío en vosotros", sentencia.

Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad