Kiko Matamoros confiesa sentir que puede "incomodar" a su hija Anita

El colaborador ha vuelto a 'Sálvame' y ha hablado de su guerra con Makoke y, sobre todo, cómo lo están viviendo sus hijos, algo que le preocupa mucho.

Kiko Matamoros
Telecinco.es

Kiko Matamoros ha vuelto a 'Sálvame' para enfrentarse a las llamadas de 'El club del espectador', sección que conduce él mismo, y la mayoría estaban destinadas a su polémica con Makoke... No podía ser de otra forma. Su guerra está más viva que nunca y cada vez son más los protagonistas de cada batalla, ayer mismo Matamoros se enfrentaba a Javi Tudela por toda la polémica que se ha suscitado por el dinero que unos y otros han prestado al sustento de la familia... Pero si hay algo que ha dolido a Kiko por encima de todo, ha sido la posición que ha tomado Anita en la separación de sus padres. La joven, según contaba el propio colaborador, no contesta a las llamadas de su padre, algo que tiene destrozado a Kiko. Aunque la situación podría estar cambiando... En su intervención en el programa de Telecinco ha confesado que ha tenido contacto con ella, aunque ha sido todo muy frío. De hecho, Anita ha estado en Madrid pero no se han visto porque no han podido coincidir, asegura Kiko Matamoros. Lo que está claro es que está "defraudado" con la 'influencer', y es que "la comprendo pero no comparto lo que piensa", confiesa. "Yo no he puesto el foco a nadie ni he contado cosas que no fueran absolutamente imposibles de contar".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, ha confesado no estar seguro de viajar hasta Milán para pasar unos días con su hija: "La quiero, me gustaría ir a Milán pero tal vez la hago sentir incómoda". ¿El motivo de todo esto? A Anita le molestó mucho la entrevista de su padre, "ella cree que soy un ser deleznable por haber sido infiel a su madre", cuenta el colaborador.

Telecinco.es

También ha hablado de su separación, dejando en el aire algún motivo que desconocíamos hasta ahora, y es que confiesa que uno de los desencadenantes de su distanciamiento fue la polémica de Kiko con su hijo, Diego Matamoros. "No me sentí apoyado por Makoke, la prioridad de mi mujer fue siempre salvar su culo", cuenta. "A partir de ahí empecé a desear a otras mujeres, por lo menos su complicidad… Empezó a serme más ajena la felicidad de mi mujer", añade.

La guerra, sin duda, está más abierta que nunca y el mayor miedo de Matamoros es perder a su hija Anita, como ya le ha pasado con otros de sus hijos. Pero parece que la joven no supera, todavía, haber visto a su madre destrozada por la confesión inesperada de su padre en 'Sábado Deluxe'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad