El nuevo y lujoso tren de vida de Laura Matamoros

La ganadora de 'GH VIP 4' pegó el pelotazo cuando apareció (y ganó) en el reality. Hasta entonces era toda una desconocida que pasó hasta penurias en su casa... pero aquello es pasado y ahora disfruta de un nivel de vida poco apto para el bolsillo medio...

Laura Matamoros en bañador en la playa de las Islas Bahamas
Laura MatamorosInstagram

¿Quién se acuerda de cuando Laura Matamoros comía arroz blanco en Nochebuena porque en su casa no llegaba el dinero para más? Ni vosotros, ni nadie, porque cuando aquello pasó, Laura aún era una chica anónima, pero es algo que se cansó de denunciar en la Casa de 'Gran Hermano VIP 4', cuando 'floreció' en televisión convirtiéndose en todo un fenómeno televisivo y en redes sociales. De hecho, parece que de aquella época de penurias, en la que su padre apenas no se acordaba de que tenía 3 hijas y 1 hijo, tampoco ella se quiere acordar, porque, a pesar de aquellos años oscuros, Laura se ha convertido en toda una influencer que se codea con las mejores marcas y los famosos más 'cool', y todo ello entre viajazos, casoplones y lujos de miles de euros.

De hecho, el último viaje que se está pegando Laura Matamoros es uno a todo trapo por la Gran Manzana, y buena cuenta de ello está dando en su cuenta de Instagram (en el que ya ha aprovechado para hacer promo de una conocida marca de zapatos que le paga). Y además, ha posado a las puertas de la joyería Tiffany&Co. ¿Nos estará queriendo decir algo relacionado con anillos...?

Tan sólo unos días antes de llegar a Nueva York, Laura se lo pasó pipa en un viaje de influencers (con compañeros de la profesión como Dulceida, su mujer Alba Paul o Daniel Illescas) nada menos que a las Bahamas, donde la trataron como una reina y ya, de paso, cogió algo de colorcito mientras el resto de los mortales nos congelábamos en España...

De hecho, parece que va a viajazo por mes, porque tan sólo unas semanas antes nos ponía los dientes largos desde la preciosa Venecia...

Tampoco es raro verla prestar su imagen con primeras marcas, como la de cosméticos Nyx, la de peluquería GHD o la de coches Jaguar (por lo que cobra un buen pastizal).

Y si hablamos de los pequeños grandes lujos de cada día, ahí tenemos que hablar de caprichazos de renombre: zapatos de Chanel o Christian Louboutin (no por menos de 600 euros), ropa de Saint Laurent, Fendi o Gucci y bolsos de firma por encima de los 1500 euros, entre los que podemos encontrar Bulgari, Saint Laurent, Dior o Jimmy Choo. ¡Eso es vida y lo demás tonterías!

Todo esto sería imposible si no fuera por los miles de seguidores que se ha granjeado, y es que gracias a ello, en televisión también se la rifan: desde que salió de la Casa, Laura se ha paseado por los platós de Mediaset "como Pedro por su casa", y hasta quedó finalista en 'Supervivientes' con uno de los cachés más altos...

Almenos sabemos que todo lo que tiene se lo ha ganado a pulso por su trabajo. Y no sólo en lo profesional la vida le sonríe: ha conseguido formar una familia con el chef y empresario Benji Aparicio, con el que ha conseguido darle su primer nieto a Kiko Matamoros: el pequeño Matías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad