Los Javis se sinceran en su viaje a la India con Jesús Calleja

Los directores de 'Paquita Salas' se han sincerado en 'Planeta Calleja' en su viaje a la India donde han vivido algunos momentos muy duros y otros más divertidos que les han permitido contar anécdotas y curiosidades acerca de su trabajo y su relación.

Javi Calvo en la barca en Ganges
Cuatro

Javier Calvo y Javier Ambrossi han sido los invitados de Jesús Calleja en una nueva edición de su programa de aventuras. En esta ocasión, los tres han visitado la India, un país muy especial para el aventurero pues es uno de los rincones del mundo que más ha visitado, tal y como confesó durante el programa, aunque no ha sido una experiencia totalmente buena para la pareja. Ambos sufrieron mucho durante las grabaciones por el choque cultural. Además Calvo experimentó una indigestión que hizo que pararan el programa mientras que Ambrossi removió todo su pasado ante las preguntas del presentador.

Cuatro

Los Javis, que es como se les conoce popularmente, se han convertido ya en toda una celebridad. Con su primera obra de teatro, 'La llamada', dieron el salto al cine mientras practicaba cómo es eso de dirigir con su serie 'Paquita Salas'. Tres productos que les han llevado al estrellato sin apenas digerirlo: “la gente y los medios te ponen en un lugar que no te corresponde. No es fácil vivir con esa presión porque la gente espera mucho de ti”, con todo lo que ello conlleva. Esta presión es palpable en las redes sociales, algo que hizo que Ambrossi dejara las redes sociales: “te machaca al final, estás mucho rato del día pendiente de lo que piensen los demás”.

Y es que, las fama les ha llegado sin previo aviso aunque no paran. Para la pareja tenerse cerca ha sido un alivio ya que, aseguran, de no haberse conocido no habrían estado donde están. Y aunque no hablaron de su futura boda, sí de cómo se conocieron: “éramos actores, nos teníamos echado el ojo y yo le agregué a Facebook”, confesaba Ambrossi, “hablamos y nos vimos en un discoteca pero Javi tenía solo 18 años, yo tengo 7 más. Desde entonces fuimos mejores amigos y luego ya pareja”. “Fue cuando empezamos a salir juntos que los dos nos dimos cuenta que teníamos una pasión que se había ido tapando: nos gustaba escribir y dirigir”, apuntaba Calvo. “Si no nos hubiéramos conocido yo no habría hecho nada. Me aporta la felicidad”, confesaba Ambrossi quien más tarde aseguraba que, como todas las parejas, habían tenido sus altibajos: “Como todos. En 7 años fíjate si da tiempo. Pero al final del día es él quien te gana el corazón”.

Cuatro

Mientras viajaban por el río Ganges, Calleja aprovechó para conocer más sobre la familia de sus invitados. Así, Ambrossi habló de su hermana, Macarena García, y la separación de sus padres: “mi madre tenía 18 años cuando nací. Ellos se conocieron muy jóvenes y la gente cambia cuando crece. Inevitablemente chocaron. Todo lo que a mi me pasa psicológicamente probablemente venga de ahí”. Mientras que Calvo explicaba que su familia está muy unida aunque su condición de homosexual había provocado una relación muy tensa con su padre en su infancia: “es muy emocionante cómo ha cambiado mi padre, ahora Javi es como su hijo”. Entre risas, ambos confesaban que la relación entre ellos es muy buena, incluso, Calvo tiene un grupo de Whatsapp con sus suegros “a veces me llaman a mí en vez de a su hijo”.

Además, Calvo confesó que su familia ha sido un pilar fundamental para 'La llamada' y 'Paquita Salas'. “Mis padres iban todos los día a 'La llamada' y cuando no teníamos ni un duro hacían las tortillas del catering y para hacer 'Paquita Salas' mi madre cogió todo el armario de mi abuela, toda la ropa de cuando ella murió, que tenía miles de conjuntos porque era muy coqueta, y nos dejaron usarla para vestir a Brays para que sea Paquita”.

Cuatro

Durante el viaje a la India, la pareja recorrió algunos de los puntos más destacados del subcontinente como la ciudad de Benarés donde presenciaron un ritual que les chocó mucho: una cremación de cadáveres, algo que les agobió mucho. Aunque no todo fue malo, en esta misma ciudad participaron en un festival de teatro Patrimonio de la Humanidad. También conocieron a los Sadhus Aghori y presenciaron el ritual de agradecimiento en el Ganges con el que aprendieron que todos los días se debe dar las gracias por seguir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad