Angelina Jolie y Brad Pitt fuman la pipa de la paz en su divorcio

Tras más de dos años de batalla, la ex pareja ha enterrado el hacha de guerra firmando un acuerdo sobre la custodia de sus seis polluelos. ¿Será el principio del fin del mal rollo?

Brad Pitt y Angelina Jolie con sus 6 hijos: Maddox, Paz, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox
Gtres

Después de cientos de asaltos, el cruento combate legal entre Brad Pitt y Angelina Jolie por zanjar su divorcio estaba destinado a terminar en los tribunales. Después de no conseguir llegar a acuerdos y de tirarse los trastos a la cabeza durante más de dos años, el pasado 4 de diciembre, los actores tenían una cita para resolver sus diferencias en un juicio. Sin embargo, un acuerdo privado firmado 'in extremis' ha evitado esta incómoda escena. La nueva abogada de la actriz, Samantha Bley DeJean, hacía público un comunicado anunciando la paz: “Se llegó a un entendimiento sobre la custodia que ha sido firmado por ambas partes y por el juez”, explicó en el mismo.

Gtres

Aunque los términos del acuerdo eran confidenciales, ya han sido filtrados. El documento revela que los Pitt-Jolie tendrán la custodia compartida, física y legal, de sus seis hijos: Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox. En un plazo máximo de ocho semanas, Brad podrá, por fin, estar con sus vástagos sin ningún tipo de supervisión como lo hacía hasta ahora. Además, los niños podrán quedarse a dormir en casa de su padre.

No sabemos, sin embargo, si esta decisión el gustará a Maddox, que aunque es el mayor de la familia, aún es menor de edad para decidir, y es que hace meses salió a la luz que la relación del joven con su padre no es del todo fluida, e incluso Brad acabó, tras una fuerte discusión, agrediendo a sus hijos en un viaje familiar en su avión privado, según apuntan varias fuentes. De hecho, esos ataques son los que habrían llevado a Jolie a divorciarse.

Gtres

Por lo que parece, hace unos meses Brad y Angelina decidieron que el odio que se tenían no les estaba llevando a ningún lado y, como siempre, los que más sufrían eran los niños. Así lo confirmó en una entrevista para la revista GQ: "Escuché a un abogado decir: 'Nadie gana en un juicio: sólo se trata de quién termina más lastimado'. Y parece ser cierto", contó el actor, que añadio: "Pasas un año construyendo un caso para demostrar tu verdad, para demostrar que ellos están equivocados, y en realidad es sólo una inversión en odio puro. Me niego a hacerlo. Por suerte mi expareja está de acuerdo conmigo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad